Miles de soles y lunas han pasado desde aquella fatídica tregua que dio fin a la Guerra de Troya. Nos encontramos en la isla de Creta, en Grecia en el año 2011; lugar donde poco a poco se han ido congregando los descendientes de los vástagos de los dioses, siempre cuidado de mantener un perfil bajo y estar fuera del alcance de sus enemigos. Preparandose para aquella que podría llegar a significar el fin de su raza.

¿Pero qué pasaría si a pesar de todos estos años de masacre y derramar sangre entre hermanos no pareciese tener fin?








● 1х01 delιrιυм

Página 11 de 13. Precedente  1, 2, 3 ... 10, 11, 12, 13  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: ● 1х01 delιrιυм

Mensaje  Maya el Mar Ene 10, 2012 8:09 am


ALLIE KATAKARIS
Laertes || 18 años


Con Lucas Sivaris en Grecia(300 a.C. aprox)


No, no... Es decir, sí. Me refiero a que he terminado y volvía a casa, pero prefiero dar un paseo en tu compañía. – me reí al escucharlo. - Podemos pasar por el Ágora y luego te acompaño hasta casa o al templo, está anocheciendo y refrescará enseguida. – Dijo – De acuerdo, aunque no me apetece nada ni volver ni aun sitio ni a otro –le dije. – ya se que no deberíamos andar por aquí esta muy tarde, aunque por una vez podíamos romper las reglas –le dije. Me refería a la hora, con el “toque de queda”, claro

- Aunque si te apetece también puedes venir a cenar a mi casa, donde comen tres comen cuatro, y seguro que mi madre y mi hermana estarán encantadas de recibirte. – me dijo. Ambos sonreímos – Sabes que no puedo rechazar esa invitación. Vamos imposible, tu madre cocina genial, mucho mejor que la mía –le dije – Yo estaré encanta de verlas –le dije – Tengo la impresión de que tu padre no esta en casa ¿verdad?? –le pregunte. Si aparezco por su casa estando el delante, no dudaría en echarme de su casa. – Después de cenar en tu casa ¿Te atreverías a romper cierta regla conmigo? –le pregunte con cara piílla. Yo nunca rompía ninguna regla era de lo mas formal, y buena ciudadana... pero esta noche… no se…
* Lo siento chicas, no andoy muy inspirada, los proximos seran mejores

Volver arriba Ir abajo

Re: ● 1х01 delιrιυм

Mensaje  Maya el Mar Ene 10, 2012 8:11 am

ALLIE KATAKARIS
Laertes || 18 años
en. Grecia Clasica
con.
Lucas
ESPERO. P17
ANDROMEDA THALASSINOS
Creusa || 22 años
en.
Londres, 1899
con. Sebastian Hero
ESPERO. P17
KALEC CRASUS
Demos || 19 años
en. xxxx
con. xxx

ENCONTRABLE
MILO KANA
Dalaras, Lugarteniente|| 26 años
en.
Athenas Siglo XV
con. Mirah Lykaios
DOY
ALMMA AGRAIA
Atreo|| 24 años || Arquitecta,
dueña del Athenas
en. xxx
con
xxx
ENCONTRABLE
ALEX D´ ANGELO
KOURIS|| 22 años
en. KALLIOPI CHRISTOS
con. USA, 40´s
ESPERO. P17
SELENE NACHIOS
Dalaras|| 32 años || matriarca
en. xxx
con.
xxx
ENCONTRABLE

Volver arriba Ir abajo

Re: ● 1х01 delιrιυм

Mensaje  Kira el Mar Ene 10, 2012 9:52 am

DAPHNE AKRISIOS
21 AÑOS, UNIVERSITARIA
PERTENECE A LA CASA AFRODYKIS
CON: ALEXEI BENETNASCH
FLASHBACK: LONDRES, 1910
EN: LA MANSIÓN DE LA FAMILIA, FIESTA


-Y por que no?.- le miré sorprendida ante aquel repentino cambio de actitud, y por su expresión supe que de forma desintencionada le acabara de dar la peor de las ideas -Que todos nos vean y sepan que el compromiso con tu hermana no es más que un matrimonio concertado por interes y sin amor.- negué levemente con la cabeza en respuesta, como si acabara de volverse loco. Es decir, yo había pensado en eso mismo antes, pero sabía que era un completo suicidio y jamás lo diría en serio, así que esperaba que Alexei tan sólo estuviera hablando excitado por el momento y desechara la idea cuanto antes. -Que vean que estoy jodidamente enamorado de la hermana de mi prometida.- no pude evitar dejar escapar una sonrisa al oír aquellas palabras, a pesar de que no se encontraran en el mejor de los contextos o situaciones, el oír de su propia boca que estaba enamorado de mí fue simplemente maravilloso -Por Dios, tenemos que detener esto. Voy a ir a ahí a terminar con esto. - Dijo, pareciendo realmente convencido y dispuesto a hacerlo si no se lo impedía e intentaba convencerle de que aquella no era la manera.
- Eh, eh, tranquilo fiera. - Dije acomodándome aún más al apoyar totalmente el peso de mi cuerpo sobre el suyo, y le miré con una tranquila sonrisa esperando que él también se calmase - Suena muy tentador eso que dices, pero ¿has pensado qué haremos cuando después de eso mi familia me repudie, tu padre te desherede y pierdas tu trabajo?
Pregunté, intentando que entrara en razón. Aunque he de reconocer que me sentía halagada por el hecho de que Alexei estuviera dispuesto a hacer semejante tontería, y dicho sea de paso, se veía muy sexy exaltado de aquel modo y queriendo actuar de forma tan absurda pero valiente, a nadie le atraen los cobardes y estaba claro que él era todo lo contrario.
- Podrías buscar un puesto humilde en alguna fábrica, o como pescador para pagar una pequeña casa en ruinas a las afueras de la ciudad... - Añadí dispuesta a explicarle por qué aquello no era una buena idea - Y no me mal interpretes, incluso esa idea me parece romántica por el hecho de poder estar contigo, pero en realidad no quieres arruinar tu vida de esa forma. - Aseguré, sabiendo que en aquel instante quizás tanto él como yo estuviéramos dispuestos a renunciar a todo, que podríamos hacerlo: dejar a nuestras familias, nuestro hogar y renunciar al dinero para buscar una nueva vida lejos de todo aquello. Y podría funcionar, seguramente seríamos felices durante ¿cuanto? ¿Uno, dos años? Cegados, pensando que el amor lo puede todo y que mientras nos tuviéramos el uno al otro todo estaría bien, pero con el tiempo nos daríamos cuenta de nuestro error; Alexeí renunciaría a una vida de lujos y riquezas por haberse encaprichado de mí, pero cuando día tras día tuviera que matarse a trabajar para sacarnos adelante, tarde o temprano llegaría a la conclusión de que aquello no había merecido la pena y se arrepentiría por todo. Sí, era mucho adelantarme a los acontecimientos, pero lo había leído en un montón de novelas y parecía tener bastante sentido. Y el simple hecho de que él saliera allí con toda esa gente para terminar con su compromiso de la peor de las maneras era el primer paso para lanzar su vida por la borda.
- Escucha, pensaremos en algo, ¿de acuerdo? Actuaremos de forma inteligente y... Seguro que se nos ocurrirá alguna forma de cancelar el compromiso. - Dije aún sabiendo que aquello sería lo más fácil, y que aunque se cancelara, Alexei tarde o temprano terminaría casándose con otra, que al haber sido el prometido de Phoebe, yo ya había sido descartada como candidata: sería un escándalo casarme con el antiguo prometido de mi propia hermana. Sin embargo, alguna solución habría, por lo menos no teníamos a los Dioses en nuestra contra, y es que al lado de aquello, me consolaba saber que al menos lo nuestro era complicado pero no imposible - Pero ahora todo lo que quiero es aprovechar que estamos a solas, quién sabe cuándo podremos volver a vernos. - Me mordí el labio mirándole de forma entre suplicante y sugerente, mientras me incorporaba y luego cogía su mano para tirar de él y que se levantase también. - Venga, busquemos otro sitio menos peligroso. Se me ocurre que mi madre acaba de comprar un sofá muy cómodo para el invernadero...

Volver arriba Ir abajo

Re: ● 1х01 delιrιυм

Mensaje  erιѕ el Mar Ene 10, 2012 10:08 am


Estudiante de Politicas 21 años Casa Atreo
→ ft: Helena Stavros → in: Año 1825 / Normandía, Francia.
BSO: No mercy for she...

El ver su simple figura subir por la colina con su vestido semi alzado para facilitarle la caminata... deje que mis ojos vagaran por la figura de su cuerpo, ese que nunca podría tener por que sería como profanar algo mucho más sagrado, pero cuando mis ojos se clavaron en su rostro, supe que ella también lo sabía. Ella sabía que no podíamos estar juntos y que nuestro amor no era más que algo platonico.... o una aberración ante aquellos que conocían nuestro origen.
Me levante con prontitud, para llegar a su lado apesar del mareo, pero siempre cuidado que mis ensangrentadas muñecas no quedaran a la vista de ella. -Lo sabías?.- le pregunte de pronto en un ataque de rabia mientras llegaba hasta ella. -Fue esto una tetra para arrancarme el corazón!?.- le exigí saber, era verdad que me amaba o fue todo una escena para acabar con otro hijo de Atena. -Por favor, ten misericordia de este pobre diablo y dimelo.- dije reemplazando mi rabio con desosiego y una tristeza inmesa. -Yo te ame.... YO TE AMO!!- le grite de pronto abrazandola con fuerza, aferrandome a ella. Por que esta sería la ultima vez que yo la tendría entre mis brazos.
- Yo también te amo… Milo, perdóname. Por favor… te lo ruego. Pensé que si solo uno de los dos sufría podría mantenerte a mi lado por más tiempo.
Ella se dettumbo en mis brazos y no pude evitar sentirme el bastardo más grande del mundo por que todo este tiempo ella era la que había sufrido en silencio sabiendo que tarde o temprano tendría que darse la espalda y dejarme, por que ella había cargado con esto en su pecho por tanto tiempo. Beso mi cuello y yo no pude más que soltar un suspiro de alivió, por que al menos me iría sabiendo que lo nuestro fue real... ERA real.

Pero ella quiso tomar de mi mano, yo la esquive deliberadamente y escondí mis brazos detrás de mi espalda cuando ella se separo de mí. Helena no era para nada idiota, sabía que algo andaba mal conmigo y cuando me cogío las muñecas no pude evitar hacer una mueca de dolor que fue opacada por la suya de horror.
- No me hagas esto… Milo… no puedes dejarme, me prometiste, me dijiste que me amabas, no puedes, no debes… tu… no soy nada, no soy nada. No puedes hacer esto, yo no lo valgo. Por favor…
No pude evitar sentirme ahora peor que un bastardo, si es que eso era posible, al verla así de afectada por la ¿estupidez?, que yo estaba cometiendo.
- No me hagas esto…
Le mire y me destrozo verla a punto de estallar en un llanto descontrolado, ella era la unica mujer que podría partirme el corazón al verla llorar.
- Si tú mueres, yo muero contigo. ¿Me entiendes? ¿Lo entiendes Milo?
Me safe con delicadeza de su agarre, mientras llevaba mis manos con cuidado a su rostro y acariciaba sus mejillas tratando de borrar esas lagrimas derramadas por mi culpa. -Shhhh..- dije suavemente tratando de tranquilizarla mientras besaba sus parpados, su nariz, su boca de manera pausada pero amorosa... dolorosa. -Todo va a salir bien y tu no puedes morir mi amor... eres demasiado buena para ir a parar al lugar a donde ire yo.- probablemente ni en tartaro sería aceptado por cometer suicidio. -No puedes curarme.- le dije mirandole fijamente. -No debes curarme.- practicamente le ordene. Mientras me separaba un poco de ella, no quería ensuciarla con mi sangre. -Que no ves que esta maldita sangre! MI jodida sangre lo que nos separa.- exclame un poco alterado mientras llevaba mis manos a mi cabello y tiraba de el con fuerza, estaba perdiendo la razón. -No puedo sentirla corriendo por mi cuerpo, me da asco, el saber que es por culpa de ella que no puedo estar a tu lado.- le mire fijamente, apesar de que todo comenzaba a verse un poco más borroso. -Que la odio, ME odio! por que soy yo mismo el obstaculo.- le dije con desesperación. -Soy indigno de ti Helena, que no lo ves?.- le pregunte afligido calmando poco a poco mi exaltación pero no la tristeza que me carcomía. -Y pensar que apesar de tener todo... apellido de renombre, propiedades, dinero.... sigo siendo un bastardo sin suerte.- dije más para mí que para ella. -Eres tan bella. MI Helena...- murmure acercandoem de nuevo a ella, para besarla con desesperación y ansías, si iba a morir, sería probando sus labios, en sus brazos, con ella. Al menos era el unico consuelo que podía darme antes de partir de este jodido mundo.
avatar
erιѕ
Admin


Ver perfil de usuario http://clashofthetitans.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: ● 1х01 delιrιυм

Mensaje  Mava_2010 el Mar Ene 10, 2012 11:21 am

Colette Aponte
Demos // 21 años
Universitaria //Criminalista
Ft.: Leon Georgas
En: Estación del Tren


Hey!.. dije saludando como si nada al chico, vale después de vernos por dos minutos seria absurdo hablar como si me lo encontrara por casualidad, aclare mi garganta antes de seguir..estas esperando a alguien?... pregunte de repente con el ceño fruncido, lo menos que quería una novia enfurecida y una escena de celos. Claro que inmediatamente negué con mi cabeza, esa pregunta estaba fuera de lugar, ademas si tenia novia (que era lo mas seguro), no tenia nada de malo que una chica se acercara a pedir una dirección..olvidalo!... eres de aquí de la ciudad?... pregunte ahora con una pequeña sonrisa...Sí, soy de aquí, asumiré que vienes llegando... tal vez por primera vez a Creta?.. yo asentí, aunque no estaba muy segura de haber sido tan obvia!, tal ves era mas seguro decir que era un buen observador... Aunque eso no es todo lo que asumí mientras competíamos por quién mantenía la mirada por más tiempo...yo reí brevemente por lo directo de su comentario, este sujeto tenia las agallas de hablarme de tal manera sin intimidarse por el estado de animo colérico que hasta hace unos minutos tenia encima, eso era agradable... y que mas hay?..pregunte con curiosidad...Noté que no eres igual al resto de los que transitan la estación en estos momentos... Pero no te preocupes...yo tampoco. .. me tarde unos segundos en procesar que esa no era la respuesta que yo esperaba, instintivamente quise hacerme la desentendida, puede que yo no supiera todo de este mundo de Dioses pero estaba segura que no toda la ciudad sabia de ellos!!, como el lo sabia??, a menos que... el también había dicho que era diferente... Tranquila, puedes confiar en mí, además creo que soy el guía turístico que necesitas en estos momentos... Puedo llevarte a donde tienes que ir y ayudarte si lo deseas... yo lo mire detenidamente, y no estaba tratando ser de grosera sino tratando de captar algo sobre el mismo...tu no eres como yo, no exactamente... dije con seguridad, porque si bien el era distinto a los demás "humanos" también era diferente a mi, el no era un hijo de Hades. No estaba segura de como debería ser mi relación con otros vástagos y sinceramente me daba igual, estaba teniendo ahora mismo mucha suerte en encontrar alguien que pudiera y sobre todo quisiera ayudarme... siempre ayudas a las chicas en apuros?... pregunte haciendo una broma antes de extender mi mano hacia el.. Soy Colette.. dije presentándome con una sonrisa... y estaría muy agradecida de contar con tu ayuda.. yo estaba ligeramente sorprendida porque solía ser un poco reticente con esas cosas, pero la verdad es que la actitud de el me gustaba; en Seattle las cosas eran distintas la mayoría de las personas huían de mi, así que el que él estuviese hablándome y de hecho ofreciéndose en cierta forma a pasar tiempo conmigo mientras me ayudaba era algo nuevo y a lo que podría acostumbrarme. Tal vez las vida en Creta si fuera mejor para mi ...pero debo advertirte, estoy totalmente desubicada respecto a esta ciudad y algo desinformada respecto a lo diferente que somos así que necesito un "guía turístico" algo paciente.. puedes con ello?.. pregunte con una mis cejas levantadas divertidamente, y esperaba que si porque sería mucho mejor llegar a la Casa sabiendo lo que debía esperar...



Volver arriba Ir abajo

Re: ● 1х01 delιrιυм

Mensaje  Kira el Mar Ene 10, 2012 11:37 am

LUCAS SIVARIS
17 AÑOS, ESTUDIANTE DE INSTITUTO
PERTENECE A LA CASA DALARAS
CON: ALLIE KATAKARIS
FLASHBACK: GRECIA CLÁSICA (300 a.C. aprox)
EN: AFUERAS DE LA CIUDAD


– Sabes que no puedo rechazar esa invitación. Vamos imposible, tu madre cocina genial, mucho mejor que la mía. Yo estaré encanta de verlas. - Contestó ella, haciéndome así de fácil el hombre más feliz del mundo, lo único que podía hacerlo aún mejor habría sido que mi madre y mi hermana tampoco estuvieran en casa y pudiéramos pasar aún más tiempo a solas, pero al menos podía aprovechar el trayecto y en realidad, tampoco estaba mal pasar tiempo con las tres mujeres importantes en mi vida, siempre y cuando mi hermana se ahorrase sus comentarios para dejarme en evidencia.
- Entonces queda confirmado que mi madre es la mejor cocinera del mundo, no es sólo cosa mía. Le encantará saberlo, siempre dice que exagero. - Bromeé, aunque sin evitar mostrarme satisfecho.
– Tengo la impresión de que tu padre no esta en casa ¿verdad?? - Oh vale, a veces olvidaba lo lista que era Alana, no había forma de que se le escapara una jamás. Así que me encogí de hombros y negué levemente con la cabeza haciendo una pequeña mueca que podía traducirse como un ''siento ue te hayas dado cuenta del comportamiento severo y no siempre educado de mi padre'', aunque si por un momento temí el tener que disculparme, ella cambió de tema enseguida como si lo comprendiera perfectamente y no necesitara explicación alguna. – Después de cenar en tu casa ¿Te atreverías a romper cierta regla conmigo? – Ladeé la cabeza en su dirección rápidamente mirándola sorprendido, era la segunda vez hoy que me parecía tener alucinaciones, y esta vez con razón, ¿qué había sido de Alana, la perfecta hija y ciudadana? ¿Dónde estaba y qué habían hecho con ella? Sin embargo y a pesar de que me parecía extraño viniendo de ella, sólo acerté a decir una cosa:
- Claro. - Sonreí. En fin, no habría podido contestar nada diferente aunque quisiera, era fácil manipularme si se trataba de ella; no le negaría nada. - Pero... ¿de qué regla estamos hablando en concreto? No me gustaría buscarme demasiados problemas... Bueno, no más de lo normal.- Admití poniendo los ojos en blanco, y es que todos sabían que Lucas Sivaris era sinónimo de problemas, que era común verme metido en algún lío, eso sí, nunca resultaba nada de mayor importancia, no era como si fuera algún tipo de delincuente ni mucho menos, que una cosa es que hayas querido sacar a las gallinas de tu familia a dar un paseo y terminen perdidas alborotando el ágora de madrugada, y otra ser un criminal. - Y por cierto, tampoco me gustaría morir a manos de tus hermanos cuando vuelvan, ahora que se que tienes, así que con lo que sea procuremos tener cuidado. - Dije en tono de broma con una media sonrisa, aunque bastante en serio en el fondo, lo último que quería era que pillasen a Alana haciendo algo malo, me echasen las culpas a mí y ganarme así el rencor absoluto de su familia. Y hablando de familia, nos encontrábamos ya a pocos metros de la mía. - Por cierto, antes de entrar deja que te diga que cualquier cosa que diga mi hermana, es mentira. No la hagas ni caso, le gusta hacerme sufrir.


Última edición por Kira el Jue Ene 12, 2012 5:53 pm, editado 1 vez

Volver arriba Ir abajo

Re: ● 1х01 delιrιυм

Mensaje  Kira el Mar Ene 10, 2012 12:56 pm

SILAS STAVROS
22 AÑOS, ADMINISTRATIVO
PERTENECE A LA CASA CREUSA
CON: ALEK S. & AVERY L.
FLASHBACK: 1890 EN MONTPELLIER, FRANCIA
EN: ALREDEDORES ST. CROIX


Alek le gritó a Avery lo que yo no fui capaz por no pensar con claridad en aquellos momentos, que se fuera, sin embargo ella no sólo ni hizo caso alguno, sino que insistió en que nos detuviéramos, totalmente en vano, y continuamos concentrados en la pelea.
-Qué se han creído? ¿Qué soy un objeto el cual pueden disputarse a punta de espada?.- preguntó Avery sorprendiéndonos a ambos al colocarse de pronto entre nosotros, de modo que no nos quedó más remedio que detenernos, y por un momento casi llegué a agradecerlo en cierto modo, ya que pude aprovechar para recobrar el aliento -¿Qué haces aquí Silas?
Se giró para mirarme y entonces al fin pude observarla con la atención que merecía, comprobando que a pesar de la lluvia que la cubría por completo, estaba tan hermosa como siempre, aunque mucho más de lo que mi mente había recordado todo este tiempo, lo cual sólo me dio más ganas de abrazarla, de tocarla... Y por tanto de poder terminar con aquello cuanto antes.
- ¡Recuperarte! - grité mostrándome dolido, y en parte indignado porque fuera ella quien me estuviera pidiendo una explicación a mí, cuando claramente era todo lo contrario, era yo el que tenía que pedirla explicaciones, acerca de por qué no contestó a una sola de mis cartas o cuando decidió darme semejante puñalada, por ejemplo. - Puede que tú te hayas rendido Avy, pero yo nunca dejé de luchar por lo nuestro. - Dije a modo de claro reproche. - No puedo aceptar como si nada que todo mi esfuerzo haya sido en vano, que tras dos años de duro trabajo buscando un futuro para ambos, vuelva y me encuentre con que te vas a casar con otro. - Vamos, ¿me tomaban todos por estúpido? Después de todas las cartas que le había escrito prometiendo que solucionaría nuestros problemas, que volvería con ella cuanto antes convertido en alguien a su altura, alguien digno de ella, no esperaría que cuando volviera me quedase cruzado de brazos tranquilamente viendo como me traicionaba y se olvidaba de mí. Quizá había sido un ingenuo todo este tiempo pensando que me esperaría, pero no, no era estúpido. - No voy a hacerme a un lado sin más, será tu prometido quien tenga que quitarme de en medio. - Dije alzando la espada, lejos de Avery pero en dirección a Alek, señalándole con esta y dando a entender que aquello sólo acababa de empezar, y es que de hecho, cuanto más llovía más fuerte me sentía; el agua era vida para mí, me daba energía, y además ahora me encontraba mucho más motivado aún para luchar.

Volver arriba Ir abajo

Re: ● 1х01 delιrιυм

Mensaje  Kira el Mar Ene 10, 2012 12:59 pm


JACK FLYNN
••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

Músico, 26 años
C. LAERTES


● Ft. MELANIE KAMICHE
● En 1945, Nashville, EE.UU.
DARÉ

DAPHNE AKRISIOS
••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

Estudiante C. Políticas, 21 años
C. AFRODYKIS


● Ft. ALEXEI B.
● En 1910, Londres
ESPERO

SILAS STAVROS
•••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

Administrativo, 22 años
C. CREUSA


● Ft. ALEK Y AVERY
● En1890, Montpellier
ESPERO

DARA KOSTAS
•••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

Estudiante de periodismo, 21 años
C. ATREO


● Ft. DISPONIBLE
● En xxx
● DEBO/ESPERO/DARÉ

LUCAS SIVARIS
•••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

Estudiante de instituto, 17 años
C. DALARAS


● Ft. ALLIE KATAKARIS
● En 300 a.C., Grecia
ESPERO

HEKTOR ALKAIOS
•••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

Artista, 29 años
C. ARGYROS


● Ft. Rowena Doukas
● En años 40, Italia
ESPERO


*Mañana intento dar con Jack, que ya se me ha terminado la inspiración por hoy y además no sé muy bien qué hacer con él >.< Nerim! Si se te ocurre algo y quieres dar tú primero con Mel adelante eh! XDD

Volver arriba Ir abajo

Re: ● 1х01 delιrιυм

Mensaje  Mava_2010 el Mar Ene 10, 2012 1:32 pm

Castiel Barak
Atreos // 23 años
Universitario //Milicia
Ft.: Gigi Athans
En: Francia 1883




como pudieron ser tan descuidados!?.. solté sin tapujos y con un poco de cólera debo admitir, porque sabia muy en el fondo que no seria capaz de dejarla sola en todo esto, y me daba coraje echar a la traste mis planes por culpa de alguien mas. Hubiera sido tan fácil solo irnos, hacernos los desentendidos o ir alargando la fecha lo que sea, pero ella había tenido que salir embarazada, por Dios!!.. yo también tenia a alguien, pero era muy cuidadoso y todo para nada!!... Tienes razón... Nada de esto te concierne, y no debo hundirte conmigo por algo que es totalmente mi culpa... No te pediré mucho, sólo ayúdame a pensar qué hacer. ... suspire pesadamente, porque honestamente no tenia ninguna idea en mi mente ahora y de verdad que deseaba ayudarla, ella en problemas, triste por haber perdido a la persona que amaba y ni siquiera porque lo hubieran dejado mas bien había muerto!, y encima embarazada del sujeto estando comprometida con otro, esta situación era un desastre. Aun así o pude hablar, ni siquiera sabia que decir...Creo que... Hablaré con mis padres, no para decirles la verdad, para pedirles me envíen a Grecia, a prepararme en el templo de Atenea para el matrimonio... Eso me dará el tiempo suficiente para buscarle un buen hogar y una vez que nazca, despediré para siempre y regresaré para la boda... gire tan rápido mi rostro hacia ella que sentí un ligero calambre en mi cuello, le mire estupefacto, acaso estaba planteando abandonar a su bebe y aun así volver para cumplir con nuestra boda?, pero yo ni siquiera quería casarme!! y ella tampoco!!... ...Sé que es atroz y cobarde, pero es lo mejor para todos, cierto?... yo no me caracterizaba por ser indeciso mucho menos emocional pero esta pregunta se me hacia muy difícil de responder... seria lo mas fácil? si... seria lo mejor?, no estaba seguro. Sobre todo porque donde estaba lo bueno en todo ello si al final iba a terminar con una alianza en mi dedo anular de igual forma. Respire profundamente mientras ponía en orden mis pensamientos, tal ves la ilusión de irnos sin cumplir con el compromiso era solo una ilusión algo que nunca iba a pasar ni siquiera antes de que esto sucediera.. dime algo Gigi... dije suavemente mientras me giraba para verla... crees que en algún momento tendremos la oportunidad de no hacerlo?.. pregunte con aire neutral... crees que si ejecutas esa idea que vino a tu mente, luego podremos encontrar la manera de no cumplir con nuestro compromiso y ser.. libres?... yo agache mi mirada por que sabia la respuesta a eso y era un decidido no, nuestras familias jamas lo permitirían...sea como sea terminaremos juntos verdad?... me respondí a mi mismo, pensando no era culpa de Gigi que estuviéramos atados entonces porque debía tomar ella la peor parte, si igual no iba yo a ganar nada con eso, no podía ser tan injusto y si al final iba igual a terminar casado, como podría yo intentar tener una relación amable con ella, cuando ella de seguro me odiaría por tener que deshacerse de su bebe por mi?. Avance a donde ella estaba y tome una de sus manos afectivamente... eres mi amiga Gigi, una de las muy pocas que tengo, y de esas la única que entiende a la perfección el peso sobre mis hombros.. no podría soportar que me odies ... dije con sinceridad..y eso es lo que va a terminar pasando si lo abandonas por mi culpa... termine con una mirada triste y un tanto confundida, lo peor es que no sabia que estaba queriendo decir yo con todo esto, diablos! mi cabeza estaba hecha un lio!!.



Volver arriba Ir abajo

Re: ● 1х01 delιrιυм

Mensaje  monkey slut el Mar Ene 10, 2012 6:38 pm

Kyros Pavlidis
CASA DEMOS
Estudiante de economía - 22 años
Con: Leah Pycelle - In: Año 1492 / Florencia, Italia

_______________________________________________
BSO: I can't give it up to someone else's touch because I care too much


- Me tomó del brazo dejándome completamente congelado, no… esto era una mala señal, yo había pensado que solo un empujón bastaba y ella estaba a punto de tirarme por el precipicio -Así que pequeña y nada atractiva hermana?.- Dijo y pude saborear la explícita amenaza saliendo de entre sus labios. -Vamos a ver que tan niña soy! vamos a comprobar si es que estoy jugando a ser una mujer!.- Lo que sucedió a continuación fue mas de lo que pude haber soñado aún teniendo uno de los más calientes y jugosos sueños húmedos acerca de Leah. Ella puso sus manos en su escote y lo jaló hacia abajo, con tal fuerza que la tela se rompió cayendo en hilos alrededor de sus pies. Le miré sin poder creerme lo que tenía ante mí. La más caliente de las alucinaciones. Allí estaba Leah, iluminada por la tenue luz de la antorcha y la luna. Con un camisón casi transparente acariciando cada una de sus curvas, cada una de sus condenadas curvas. Sentí como se me secaba la boca y tuve que mojarme los labios al sentirlos marchitarse ante el deseo de acariciar su piel con ellos. La observé como si estuviera perdiendo de repente la razón. -¿Te parece que tengo cuerpo de niña Kyros?.- Dijo dejando que los jodidos tirantes se deslizaran, me obligué a mantener la vista en su rostro completamente tentado a observar cada uno de sus rincones secretos, me costó los huevos pero lo logré, mantuve mi vista en sus ojos apenas respirando -Y tu hermana? No, yo no soy tu hermana.-Negó y se acercó a mí, respiré profundo y me mantuve tieso. Bueno no solo mis brazos y mi columna estaban tiesos. Algo entre mis piernas estaba cobrando vida dolorosamente. -Por que si fuera tu hermana no quisiera que tus manos recorrieran mi cuerpo, que tu boca poseyera la mía y que tus dedos se perdieran entre mis piernas.- ¡OK!... ya había recobrado la vida y estaba sorprendentemente mas duro que nunca, no recordaba haber estado en tal estado de excitación. Ella estaba jugando con mi mente a sabiendas que las palabras sucias no harían nada más que hacerme perder la cabeza. -Así que no quieras venir a tomarme el pelo con un parentesco casi inexistente y posiblemente nulo. Ten los pantalones. Se un HOMBRE!.- dijo empujándome, me quedé con los brazos quietos a mis costado, poco pendiente de sus palabras y mas conciente del repentino calor que estaba colmando cada centímetro de mí. -Oh! espera! no me digas! eres de esos que andan con la moda de "darse" entre ellos.- Pero claro que mi cerebro codificó eso. Eso si que lo escuché y estúpidamente me sentí en el derecho de demostrar cuan hombre era, con el ego herido le miré furibundo, llenándome de rabia. Alcé una ceja y sonreí lentamente.
- ¿Y aquí es cuando te demuestro cuan hombre soy verdad?
Le murmuré roncamente y con el pulso a mil. Vale, me gustaba este morboso juego, me ponía cachondo y obviamente yo era un hombre. En el bosque no había nadie mas que nosotros dos, nadie podría probar nada y yo me moría de ganas de caer en sus redes, solo una vez, solo una maldita vez. La tomé de las muñecas y la acerqué a mí con fuerza, si ella había jugado sucio yo no me iba a detener en ser delicado, ella lo había querido de esta forma, y así iba a ser. Deslicé mis manos desde su cintura a sus nalgas empujándola contra mí. Quería que supiera cuan grande me ponía la situación.
- ¿Quieres jugar sucio cariño?.... quieres que las cosas sean rudas… pues bien, eso es lo que vas a obtener. Le murmuré en el oído apretando mis dedos en su piel, arrastrando los dedos por su trasero llegando a sus costillas, acaricié la curva uno de sus pechos y lo dejé allí anhelante de algo mas. Apreté mis caderas contra ella una vez más.
- Has insinuado que me gusta darme con hombres… ¿sabes por donde se follan los hombres? ¿Te gustaría que te lo hiciera a ti?... ¿que quiere pequeña Leah?… lo quieres todo o nada… ese es el trato.
Le dije con malicia intentando asustarla, pero a la vez deseoso de que aceptara que yo le hiciera todas aquellas cosas que rondaban por mi cabeza. Todas esas morbosidades que no eran aceptables en este tiempo… Aquellas cosas que solo hacían las prostitutas. Yo nunca había pagado por follarme a una mujer y es por eso que solo había disfrutado de mujeres frígidas nada contentas con el hecho de que había muchas maneras de tener sexo. La miré una vez mas sabiendo que el deseo nublaba mi vista. La antorcha estaba enterrada en el suelo y yo no lograba recordar en que momento la había dejado allí. Solo me concentré en poner toda mi atención en lo que estaba a punto de hacer. La besé con fuerza, sin nada de recato, poniendo todo el arsenal en ello. La invadí con la lengua sintiendo como cada uno de mis músculos despertaba a la vida por tener tal dulce derritiéndose en mi boca. Moví mis labios como si no existiera el mañana, comiéndole la boca con desesperación. Acariciándola internamente y asimilando los movimientos de mi lengua con lo que pensaba hacer mas tarde. Si iba a ser visto como un tipo incestuoso, era preferible haber disfrutado de ellos al menos una sola vez.
avatar
monkey slut

Localización : scars of Jev ♥

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ● 1х01 delιrιυм

Mensaje  Maya el Miér Ene 11, 2012 5:14 am




ALLIE KATAKARIS
Laertes || 18 años
Con Lucas Sivaris en Grecia(300 a.C. aprox)
Me reí, tengo que reconocer que sabía que iba aceptar. Eso de meterse en líos se le daba muy bien, todo lo contrario a mí en realidad. Esa cara que había puesto de alucinado cuando le dije lo de romper las reglas, tenia que admitir (eso si solo mentalmente) que me encantaba. – No te preocupes por mis hermanos, están muy lejos de aquí, en Atenas –le dije – A si que no tienes nada que temer de ellos –le dije con una sonrisa.

Lo mire y sonreí – ¿Desde cuando te preocupa meterte en problemas? Parece que esta noche, estamos al revés yo la que quiere romper las reglas y tú el preocupado –le dije. Me reí suavemente. Mientras que nos acercamos a su casa A tu hermana no le gusta hacerte sufrir, solo avergonzarte, pero ya deberías sabes, que diga lo que diga no va a cambiar nada –le dije. Éramos tan diferentes pero era como si nos compenetrábamos, nos equilibramos. Si mis hermanos escuchaban eso… ufff buena podría liarse. Pero era cierto, muy muy cierto y me encantaba. Llegamos a la puerta de su casa – No te preocupes no te voy a dejar en ridículo –le dije de broma y le saque la lengua a la vez que entrábamos en su casa


Última edición por Maya el Miér Ene 11, 2012 7:22 am, editado 1 vez

Volver arriba Ir abajo

Re: ● 1х01 delιrιυм

Mensaje  Maya el Miér Ene 11, 2012 5:16 am

ALLIE KATAKARIS
Laertes || 18 años
en. Grecia Clasica
con.
Lucas
ESPERO. P17
ANDROMEDA THALASSINOS
Creusa || 22 años
en.
Londres, 1899
con. Sebastian Hero
ESPERO. P17
KALEC CRASUS
Demos || 19 años
en. xxxx
con. xxx

ENCONTRABLE
MILO KANA
Dalaras, Lugarteniente|| 26 años
en. xxx

con. xxx
ENCONTRABLE
ALMMA AGRAIA
Atreo|| 24 años || Arquitecta,
dueña del Athenas
en. xxx
con
xxx
ENCONTRABLE
ALEX D´ ANGELO
KOURIS|| 22 años
en. KALLIOPI CHRISTOS
con. USA, 40´s
ESPERO. P17
SELENE NACHIOS
Dalaras|| 32 años || matriarca
en. xxx
con.
xxx
ENCONTRABLE

Volver arriba Ir abajo

Re: ● 1х01 delιrιυм

Mensaje  Lullaby el Jue Ene 12, 2012 8:08 am


17 Años||Casa Dalaras||Estudiante del instituto
Ft: Disponible||Donde sea

juro que estoy mas que perdida si alguien puede mandarme un MP explicandome les agradeceria :3

Volver arriba Ir abajo

Re: ● 1х01 delιrιυм

Mensaje  Natz el Jue Ene 12, 2012 11:04 am

Rowena "Ro" Doukas
20 años // Trabaja en el ámbito de las bellas artes
Casa AFRODYKIS
En. Italia, años 40
Con. HEKTOR ALKAIOS

Era una suerte haberme conseguido un esposo al que no tenía que ver más de 6 veces al año, se la pasaba viajando por negocios, y aún si no fueran negocios, no me importaba en lo más mínimo, después de no tener que aguantármelo yo, lo bueno de todo eran los lujos, las joyas, y que una vez con esposo bien casada, era una mujer que podía hacer lo que quisiera sin miradas críticas de nadie. Pertenecer a la casta de Afrodita era lo que me había conseguido estar donde estoy hoy, y aunque a veces el remordimiento me atrapaba, tenía mis maneras de volver a ignorarlo. Salí de casa con el chofer a ver si había algo en la joyería que llamara mi atención, hacía días que no me compraba nada nuevo, y estar aburrida en casa era la excusa perfecta. Y para cuando regresé llena de bolsas a la casa, la ama de llaves me informó que un joven había llegado como invitado de mi esposo para quedarse unos días y que en estos momentos se encontraba admirando los jardines, me pareció un poco extraño todo esto, después de todo, mi esposo estaba de viaje, pero la palabra "joven" había llamado poderosamente mi atención, así que le tendí las bolsas a la sirvienta y me apresuré a los jardines a encontrarme con este joven misterioso.

Cuando llegué hasta él, no pude evitar dejar pasar por mi mente lo apuesto y atrayente que se veía por detrás, - Es un gusto conocerle, soy Rowena, y usted es... invitado del dueño de la casa? - dije un poco sospechosa, pero tratando de evitar decir las palabras "mi esposo" pues una vez voltió su mirada hacia mí, o mi corazón comenzó a latir increíblemente rápido o simplemente se detuvo, era Hektor! El hombre que hacía sólo un par de años me había dado los mejores meses de mi vida, pero del que me alejé por mi avaricia y por ese maldito problema de las castas que no debían mezclarse, mi instinto fue de abrazarle con fuerza inmediatamente esperando porque no me separara de él bruscamente y decirme algunas cosas que no quería escuchar, como por ejemplo, la persona en la que me había convertido, una superficial, codiciosa y falsa mujer de la alta alcurnia, pero decidí hablar primero aún abrazándole, - Nunca pensé tendría la oportunidad de volverte a ver Hektor... - dije con pesar y anhelo.

Pero como debí esperarlo, él guardó su distancia, aclaró su distancia y me miró con el ceño fruncido, - - Disculpe señora, pero creo que se equivoca, he venido para ver a su marido. - se sintió como un balde de agua congelada apuñalandome por todo el cuerpo, tanto que me quedé rígida sin saber qué hacer, sorprendida de que no me reconociera, o de que actuara como si no supiera quien soy, supongo que me lo tenía bien merecido, -- Si no me equivoco estará de vuelta en tres días y me ofreció quedarme en su casa mientras atiendo los negocios que me han traído a la ciudad.- asentí muy levemente sin poder salir de mi conmoción, por más que quisiera sacudirle fuertemente para que me recordara o que aceptara que me recordaba, no tenía ningún derecho de hacerlo, todo esto era mi culpa, había olvidado completamente la persona que era antes, la persona que era con él, por dejarme nublar por el maldito capricho que probablemente sólo venía de mi casta, pero eso no era excusa para haber olvidado quién soy en realidad, y quién me importa realmente, este era mi castigo, - - Además, ha debido de haber un mal entendido, por más que me resulta sumamente familiar yo juraría que no la conozco... - el agua congelada apuñalando todo mi cuerpo no había sido nada comparado a esas palabras, habían ido directamente a mi corazón, sentí como se estrujaba y se revolcaba por dentro sabiendo que me merecía eso y mucho más... Quise cambiar el tema, evadir la situación, hacerme la desentendida como si fuera cualquier otro invitado de mi... de mi... bueno, sólo quería que durante esos tres días o el tiempo que Hektor estuviese aquí, no tuviera que encontrarmelo de nuevo, ni cruzar palabra con él... por más que mi corazón fuera totalmente masoquista y quisiera no sólo verle y hablarle, sino avalanzarme sobre él, pedirle perdón desesperadamente y rogarle por... lo que fuera que pudiera hacer, lo haría. - Yo nunca te olvidé Hektor... - susurré con la cabeza baja, fue lo único que me permití decir, lo único en lo que mis labios se pusieron de acuerdo para decir sin romper en llanto. Di media vuelta y me dirigí al interior de la mansión nuevamente, pero la sirvienta me interceptó a medio camino, - La cena está servida, están preparados dos puestos en el comedor principal. - me dijo disimuladamente, - No creo que el caballero y yo comamos jun... - se me ocurrió la tonta de idea de que si pasaba más tiempo conmigo, podría recuperar a quién era antes y él podría verlo, tal vez quería ver un poco de esperanza para calmar mi miseria pero, podría ser sólo una excusa, igual la idea ya estaba plantada en mi cabeza y sólo deseaba pasar más tiempo con Hektor, aún si me odiaba, no me recordaba o si no cruzaba palabra conmigo, en mi mente sería todo diferente. - Caballero, me acaban de informar que ya podemos pasar al comedor principal, la cena está servida - dije con una sonrisa cordial para evitar sospechas de parte de la sirvienta, - Me hace el honor de acompañarme Caballero? - dije con la sirvienta aún presente, no podía decir que no, sería un acto considerado muy grosero y además sospechoso, pero si Hektor seguía siendo el mismo, los asuntos protocolares tal vez seguían sin importarle, espero que no.

Volver arriba Ir abajo

Re: ● 1х01 delιrιυм

Mensaje  Natz el Jue Ene 12, 2012 11:35 am

Alek Silias
22 años // Estudiante de Arqueología - Asistente de excavaciones arqueológicas
Casa DALARAS
En. 1890, Montpellier, Francia
Con. SILIAS & AVERY

Me parecía toda una vida el tiempo que había estado interesado en la bellísima Avery Lazar, su delicadeza, su sonrisa, y el cómo podía hacer iluminar todo lo que estaba a su paso, o al menos así era como lucía para mí. Pero todas mis intenciones de cortejarla habían desaparecido al enterarme de que estaba enamorada de otro, pero ese otro no era un ser cualquiera, era un vástago de poseidón, se había enamorado del enemigo, ¿cómo había pasado? no tenía idea, pero se me abrió una nueva oportunidad al enterarme de que todo eso había acabado, totalmente conveniente. A pesar de que mi familia no estaba totalmente de acuerdo con mi decisión de pedir su mano aún con la verguenza que cargaba su familia, lo hice con todas las intenciones de hacerla feliz y de ayudarle a olvidar al Silias que la había desdichado. Pero para mi desgracia, cuando ya el compromiso era oficial, mi eterno contrincante decidió reaparecer en escena, para llevársela de mis brazos cuando estaba tan cerca de finalmente hacerla mi esposa, ya me había apartado lo suficiente cuando se dieron los rumores de que había algo entre Avery y Silias, vástagos de diferentes castas, pero no esta vez, el que debía apartarse de mi camino caballerosamente era él, o eso era lo que me parecía lógico y civilizado... Al demonio! Ni yo me creía todo eso, lucharía por Avery aunque mi vida dependiera de ello, era mi turno de hacerla verdaderamente feliz, de hacerla enamorarse de mí, y hacer las cosas como debían ser, sin mezclar castas ni deshatar un pandemonio. Pero por supuesto, nada iba a ser así, una carta me llegó, una citación por parte de Silias, para luchar por Avery, y por supuesto, no la negaría. Llegué al lugar listo para el enfrentamiento, y una vez Silias llegó, no hubo necesidad de palabras, estaba decidido, esto sería hasta la muerte, y el ganador, obtenía pasar el resto de su vida con Avery, nuestra batalla sin poderes, ni armas de fuego, sólo a espada, dió comienzo. Y en pocos momentos, la voz de Avery interumpió nuestra batalla a muerte, -- Parad, Parad Ya!! -- por una media milésima de segundo me vi distraído por su repentina presencia, pero en seguida realicé que era por ella precisamente que estabamos en esta situación, y si quería ganarla entonces no me permitiría ningún tipo de distracciones, por lo que aproveché para darle un golpe al hombro de Silias haciéndole caer de espaldas al suelo, no puedo decir que no sentí satisfacción al efectuar este golpe a pesar de haber sentido que fue un golpe bajo pues él había bajado su guardia, pero en la guerra y en el amor todo se vale no? y esto era ambas. Silias logró reponerse rápidamente y continuamos la batalla, al cabo de unos instantes noté que comenzaba a agotarse, y aunque yo sentía un poco de agotamiento, estaba en ventaja, no tenía mayor herida y gozaba de buena resistencia en batalla. Nuestras espadas chocaron fuertemente y comenzamos a forcejarlas, tomé fuerza y le di un empujón a mi espada apartándolo de mí, y aproveché los cortos segundos para dirigirme a Avery sin quitar la mirada de mi adversario, - Avery, no debes estar aquí, esto lo arreglamos nosotros! - para mí desagrado estaba seguro que mi prometida no sufriría mi muerte como sufriría la de Silias, pero estaba muy confiado de lo que podía ofrecerle, y si ganaba este enfrentamiento para obtener la mano definitiva de Avy, lo cual era mi objetivo, no quería causarle el dolor de tener que presenciarme asesinando a quién erróneamente amaba, y continué con la ofensiva, atacando con agites veloces de mi espada, tratando de no desperdiciar ninguna oportunidad de afectarle a mi adversario y cansarlo lo más rápido posible para hacerle más dócil y terminar este enfrentamiento.

- -Qué se han creído? ¿Qué soy un objeto el cual pueden disputarse a punta de espada?.- - no había estado prestando atención a las suplicas de Avery pues no me podía desconcentrar un sólo momento, eso podía convertirse en mi desventaja, pero al ponerse en medio de ambos me detuve instantáneamente, sorprendido y ahora con toda mi atención en ella, y luego ella se giró hacia Silas, - -¿Qué haces aquí Silas? - por un momento me hundí en mis propios pensamientos, tal vez lo que estaba haciendo, pelear por mi prometida, no era después de todo, lo correcto, era obvio, aunque yo intentarla negarlo de cualquier manera posible, que ella lo seguía amando a él, y por más que estuviera confiado de poder hacerla feliz y eventualmente que me amara a mí, la semilla de la duda comenzaba a crecer cada vez más en mi mente, pero ya yo me había hecho a un lado y él se fue! así que esta era mí oportunidad de estar con ella, de hacerla feliz... Pero esos pensamientos sólo me llevaron a pensar que todo era una excusa de mi parte para cubrir mi egoísmo, y la única manera de hacerla verdaderamente feliz era dejarla ir? No! eso no podía ser... eso no era lo que yo quería... - - ¡Recuperarte! - un sentimiento de rabia recorrió mi cuerpo... si, recuperarla! pero por qué ahora'?? porque cuando sabe que ya está comprometida y no la puede tener? porque no regresó antes? o mejor aún, después para evitarnos todo este problema, estas dudas, y la muerte de alguno de nosotros! - - Puede que tú te hayas rendido Avy, pero yo nunca dejé de luchar por lo nuestro. - me quedé concentrado en las palabras de mi contrincante, era un poco difícil entender por la distancia que nos interponía Avery y la lluvia que se volvía más intensa, - - No puedo aceptar como si nada que todo mi esfuerzo haya sido en vano, que tras dos años de duro trabajo buscando un futuro para ambos, vuelva y me encuentre con que te vas a casar con otro. - qué acaso creía él que esto era un asunto sobre dinero? clases sociales? era mucho más que sólo eso, esto era algo de castas, ellos no pueden estar juntos sin deshatar una guerra tanto terrenal como olímpica, por qué les costaba entender eso tanto!? - - No voy a hacerme a un lado sin más, será tu prometido quien tenga que quitarme de en medio. - dijo señalandome con su espada, desafiante, retomé mi espada con más fuerza y la levanté hacia Silas, - Con mucho gusto - dije aceptando su reto, y me dirigí una última vez a Avery, - Lo siento, no veo otra forma de solucionar esto, te amo y sé que puedo hacerte feliz, si me das la oportunidad - dije con una media sonrisa, mis palabras podían tomarse como una despedida o el inicio de algo, lo cierto es que fue con ambos motivos, y me moví esquivando a Avery para llevar la pelea lejos de ella dejándola fuera de esta, sólo que esta vez mis golpes eran más fuertes, podían cansarme más, pero serían más certeros si llegaban a golpear a Silas, estaba a la defensiva, dando golpe tras golpe con mi espada a la suya, estaba motivado.

Volver arriba Ir abajo

Re: ● 1х01 delιrιυм

Mensaje  Kira el Jue Ene 12, 2012 3:04 pm


JACK FLYNN
25 AÑOS, MÚSICO
PERTENECE A LA CASA LAERTES
CON: MELANIE KAMICHE
FLASHBACK: 1945, NASHVILLE, TENNESSEE
EN: UN BAR

Well the time has come at last
to rest my heart and erase my past.


La guerra acababa de terminar: EE.UU. había derrotado a Japón. Eso era lo que llevaba una semana leyendo en todos los titulares de los periódicos, y escuchando en cada conversación a mi alrededor por mucho que intentase hacer oídos sordos ante aquel tema. Al parecer yo había estado en dicha guerra y la pérdida de memoria había sido efecto de aquello, al igual que una enorme cicatriz en mi costado fruto de una operación a vida o muerte de la que los médicos se mostraban sorprendidos porque hubiera tenido tanto éxito, y también por el hecho de que se estuviera curando tan rápido, decían que era casi milagroso y que me había recuperado con una rapidez asombrosa. Lo que no iba a recuperar tan fácilmente era los recuerdos, y es que desde que me había despertado en la camilla de un hospital tres semanas atrás no recordaba nada, pero absolutamente nada, ni si quiera mi propio nombre, lo cual me habían dicho que podía ser más psicológico que físico, ya que mi cabeza no parecía dañada en lo más mínimo y era algo que aseguraban que ocurría a menudo a los soldados que volvían de una guerra: trastorno post-traumático lo llamaban. Así que mi familia, a la cual sobra decir que tampoco reconocía, me había mandado a un loquero para que intentara ayudarme, con la esperanza de que poco a poco fuera capaz de hacerme recordar, y como nuestra granja se encontraba a kilómetros del pueblo más cercano donde por cierto, no había ningún psiquiatra que pudiera tratarme, me habían enviado a la capital, a Nashville. Y había ido. El primer día. El mismo en el que decidí que no me gustaban que me psicoanalizaran y que tal vez, si mi subconsciente había decidido por su cuenta olvidar todo lo vivido hasta ahora tal y como había dicho el doctor, puede que fuera por algo. Si tenía había algo que realmente mereciera la pena recordar, ya lo haría llegado su momento. Con aquello en mente, nada más salir de esa consulta decidí gastar mi dinero en algo que mereciera la pena en lugar de tirarlo: ese algo se llamaba alcohol, y es que antes de la guerra no sé, pero estaba claro que ahora era todo un aficionado al whisky. Más de quince días en aquella ciudad y el dinero para un mes ya se me había ido en alcohol y en una vieja guitarra que había comprado tras ver en una tienda de segunda mano y sentirme automáticamente atraído por ella. Y si bien dicen que el montar en bici nunca se olvida, debía de suceder algo parecido con el tocar la guitarra, porque en cuanto la cogí mis dedos supieron cómo deslizarse por las cuerdas con facilidad, creando acordes que no conocía pero que no sonaban del todo mal.
Unas cuantas noches después ya me encontraba en el escenario de aquel bar en el que me había hecho cliente habitual, cantando una canción que había aprendido de memoria tras escucharla decenas de veces por la radio durante los días que estuve en la cama del hospital. Y fue en el instante en el que terminé de cantar y alcé la vista de la guitarra hacia el escaso público del bar cuando vi entrar a una mujer que inmediatamente llamó mi atención tentándome demasiado a acercarme a ella como para resistirme. Sin embargo en el mismo momento en el que me puse de pie para dejar la guitarra a un lado y bajar del escenario en su dirección, nuestras miradas se encontraron y por una milésima de segundo juré que me miraba como si nos conociéramos. Puede que solo fuera mi imaginación, o mis ganas de hablar con ella, en cualquier caso me coloqué a su lado sentándome en un taburete en la barra tras hacerle un gesto con la mano al camarero quien se adelantó a servirme lo de siempre.
- Disculpa, pero me resultas totalmente familiar, ¿no nos conocemos de algo? - dije intentando con todas mis ganas hacer funcionar mi estúpida y estropeada memoria, y es que si bien poco me importaba el no recordar nada, habría dado cualquier cosa por saber por qué se me hacía tan conocida su cara. Aunque también podría estar del todo equivocado y que se tratara simplemente de lo muy atractiva que me había resultado nada más verla. - Vale, antes de ser mal interpretado quiero dejar claro que lo pregunto totalmente en serio y no a modo de cliché cutre para ligar - aclaré añadiendo una amplia sonrisa - aunque en el caso de que funcione, también puedes interpretarlo como tal. - Bromeé encogiéndome de hombros levemente.

Spoiler:
* Nerim, se me acaba de ocurrir al ver que la situación que les había puesto coincidía por la 2ª Guerra Mundial, hacerlo rollo Pearl Habor y tal XDD En esta vida Mel y Jack estaban enamorados, se veían en secreto y todo eso aun sabiendo que no podían estar juntos, entonces cuando estalla la guerra entre Japón y EEUU Jack es llamado a filas... Y pasa lo que pasa, que años después justo antes de volver a casa resulta herido, pierde la memoria; peliculón, eh? XDDD PD: al no recordar nada, tampoco es consciente de ser un vástago ni sabe nada del tema.

Volver arriba Ir abajo

Re: ● 1х01 delιrιυм

Mensaje  Kira el Jue Ene 12, 2012 5:29 pm

HEKTOR ALKAIOS
29 AÑOS, ARTISTA, PINTOR
PERTENECE A LA CASA ARGYROS
CON: ROWENA DOUKAS
FLASHBACK: ITALIA, AÑOS 40
EN: CASA DE ROWENA


Nada más terminar de hablar pude percatarme del dolor que acababan de producirle a Rowena aquellas palabras que acababa de pronunciar, y me sentí terriblemente culpable por mi comportamiento, pero la culpabilidad se esfumó enseguida al recordar el motivo por el que estaba actuando así: ella era quien de veras me había hecho daño a mí casándose con otro, y ese había sido un acto mil veces más terrible que mis palabras, que al fin y al cabo no eran más que mera actuación.
- Yo nunca te olvidé Hektor... - dijo en apenas un susurro, pero lo suficientemente alto para que yo lo oyera mientras ella agachaba la mirada y tampoco yo hacía esfuerzo alguno por mirarla, y es que finalmente me sentía como un auténtico desgraciado, como un imbécil, y de nuevo me vi tentado a estrecharla entre mis brazos, a decirla que yo tampoco. Entonces recordé el motivo de mi frialdad. ¿Cómo podía decir que no me había olvidado si se había casado con otro? Al contrario, era yo quien no había podido olvidarla en todo este tiempo cuando debí hacer lo mismo y haberme casado, quizás con una humana, de modo que ambos hubiéramos rehecho nuestras vidas. Vi sin hacer nada como se giraba y se dirigía al interior, deteniéndose a pocos metros frente a la sirvienta, con quien intercambió un par de frases que no llegué a oír. - Caballero, me acaban de informar que ya podemos pasar al comedor principal, la cena está servida - sonrió cordialmente como si nada acabara de pasar y reconozco que por un segundo me sorprendió su reacción, pillándome desprevenido sin saber qué decir - Me hace el honor de acompañarme Caballero? - Sin embargo cuando conseguí reaccionar no me sentó del todo mal, es decir, actuar con ella de aquella forma... Creo que era más fácil si actuábamos como desconocidos que intentando rememorar el pasado, que sólo serviría para hacernos más daño.
- Por supuesto. - Contesté asintiendo levemente con la cabeza y llevando las manos a mi espalda mientras la seguía caminando detrás de ella hacia el comedor, procurando no hacer ningún comentario en el breve trayecto hacia el comedor, ya que aunque hubiera querido, no me habría arriesgado a ser escuchado por la asistenta, quien podría hablar de nuestra conversación al señor de la casa, el cual seguía siendo amigo mío, más o menos. Así que en cuanto llegamos a la mesa tomé el asiento que se me había preparado frente a Rowena, e hice tiempo observando los muebles y el escenario en general a mi alrededor esperando a quedarme a solas con ella. - ¿La decoración es cosa suya? - pregunté sacando un tema de conversación sin importancia, más por mero disimulo que por otra cosa - Resulta exquisita... Un poco ostentosa para mi humilde gusto, pero he de reconocer que tiene clase. - Dije con total sinceridad, y me callé enseguida se hubo marchado la criada, dejando escapar un suspiro de alivio por no tener que continuar con una conversación forzada como aquella y poder hablar del tema que quería zanjar antes de que la tensión nos amargase el resto de la comida. - Oye Rowena, siento haberme comportado de un modo tan infantil ahí afuera, lo que dije estuvo totalmente fuera de lugar y lo lamento. - De acuerdo, como disculpa había dejado bastante que desear y es que seguía hablando de un modo demasiado formal, demasiado frío con ella, pero realmente no me salía el actuar de otra forma y tan solo quería hacer las paces de un modo meramente superficial con ella; actuar como un adulto, cosa que reconozco que no se me daba demasiado bien pese a mi edad. - En cualquier caso, creo que lo mejor sería seguir actuando así, después de todo es lo mejor para tu matrimonio. - Dije sin poder evitar sonar algo sarcástico en aquello último, a pesar de que no quería ponerme en plan borde de nuevo, pero el solo hecho de tener que decir en voz las palabras esposo, marido, matrimonio y demás, casi lograba sacarme de mis casillas; por mucho que intentase actuar con madurez no lograba a hacerme a la idea de todo aquello.


Volver arriba Ir abajo

Re: ● 1х01 delιrιυм

Mensaje  Kira el Jue Ene 12, 2012 5:31 pm


JACK FLYNN
••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

Músico, 26 años
C. LAERTES


● Ft. MELANIE KAMICHE
● En 1945, Nashville, EE.UU.
ESPERO

DAPHNE AKRISIOS
••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

Estudiante C. Políticas, 21 años
C. AFRODYKIS


● Ft. ALEXEI B.
● En 1910, Londres
ESPERO

SILAS STAVROS
•••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

Administrativo, 22 años
C. CREUSA


● Ft. ALEK Y AVERY
● En1890, Montpellier
ESPERO

DARA KOSTAS
•••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

Estudiante de periodismo, 21 años
C. ATREO


● Ft. DISPONIBLE
● En xxx
● DEBO/ESPERO/DARÉ

LUCAS SIVARIS
•••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

Estudiante de instituto, 17 años
C. DALARAS


● Ft. ALLIE KATAKARIS
● En 300 a.C., Grecia
DEBO

HEKTOR ALKAIOS
•••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

Artista, 29 años
C. ARGYROS


● Ft. Rowena Doukas
● En años 40, Italia
ESPERO

Volver arriba Ir abajo

Re: ● 1х01 delιrιυм

Mensaje  erιѕ el Jue Ene 12, 2012 5:56 pm


Estudiante de Veterinaria & Dueña de Clinica Veterinaria 20 años Casa Dalaras
→ ft: Alek Silias & Silas Stavros → in: Año 1890 / Montpellier, Francia.
BSO:
Final Hour

Mire a Alek casi sin reconocerle, ¿comó podía pedirme eso? si se estaban matando por mi culpa!!. ¿De verdad esperaba que yo me diera media vuelta y me marchara como si nada? ¿Que clase de monstruo era!?. No, Alek no tenía culpa de nada, yo era la que era un monstruo por estar a punto de causar una tragedia.
-Basta! parad ya!.- trate de hacer que mi voz se alzara por encima del tronido del chocar del acero de las espadas, pero parecía como si ellos se hubiera transportado a algún lugar lejano donde solo existian ellos 2. -Os he dicho que dejes ya esta estupidez!.- practicamente chille desesperada al ver como la espada de Silas se acerco amenazadoramente al pecho de Alek y aproveche el momento que Alek emprendió retirada para evitar la estocada y termine peligrosamente enmedio de ambos. -Qué se han creído?.- pregunte agitada mientras me mantenía alerta por si alguno intentaba pasarme de largo y aprovechar para atarcar al otro. -¿Qué soy un objeto el cual pueden disputarse a punta de espada?.- les pregunte mirando a Alek severamente. -¿Qué haces aquí Silas?.- le pregunte mirandole ahora a él, exigiendole saber que es lo que buscaba el con su repentina aparición después de 2 años. Dos años en los que no había tenido ni una sola noticia de él, no una carta, ni una simple nota... pero verle ahí frente a mí apesar de encontrarse algo maltrecho, hizo que mi corazón diera un vuelco doloroso, tanto que mis ojos se inundaron en lágrimas, agradecía a Artemisa por que estuviera lloviendo como si el cielo estuviera partido en 2, por que así ninguno de ellos notaría que tanto me afectaba la presencia de Silas o el que estuvieran tratando de matarse por mi culpa.
- ¡Recuperarte!
Y mi corazón simplemente se detuvo. ¿Por qué si nunca había sido su intención dejarme, había terminado arrojandome a los brazos de Alek? ¿Por qué nunca recibí una carta de su parte? ¿Por qué simplemente no me lo dijo antes de abandonarme como lo había hecho?.
Puede que tú te hayas rendido Avy, pero yo nunca dejé de luchar por lo nuestro.
Le mire sin saber bien como tomarme sus palabras, ¿de verdad estaba diciendome eso a mí!? ¿Como se atrevía!!? Yo no había sido quien había huído a otro país!
- No puedo aceptar como si nada que todo mi esfuerzo haya sido en vano, que tras dos años de duro trabajo buscando un futuro para ambos, vuelva y me encuentre con que te vas a casar con otro.
Sus palabras se clavaron mi pecho como filosas navajas, por que a mi entender, todo esto no estaría pasando si yo no hubiera aceptado el compromiso con Alek, por que todo a fin de cuentas era mi culpa.
No voy a hacerme a un lado sin más, será tu prometido quien tenga que quitarme de en medio.
Mire horrorizada como Silas se empeñaba en seguir con el duelo apesar de yo estar enmedio de ellos.
Con mucho gusto - Lo siento, no veo otra forma de solucionar esto, te amo y sé que puedo hacerte feliz, si me das la oportunidad
Mi boca se abrió ante las palabras de Alek, yo no podía ser más vil que una rata. Frente a mí se encontraban 2 hombres que no merecían morir envueltos en una tragedia como esta. Ninguno de ellos se merecía sufrir por mí. Mientras Alek embastía a Silas con todo, esperando el más minimo error de su contrincante, yo no tenía ni idea de como volver a separarlos. Tenía que terminar esto antes de que se hicieran más daño, antes de que verdad uno de ellos muriera por mi culpa, simplemente.... yo no merecía vivir. Mis ojos se clavaron más haya de las ruinas tras de ellos, el campanario de la iglesia era lo suficientemente alto.
Volví a coger mi vestido y alzarlo para esta vez pasar corriendo muy cerca de ellos, no había manera de que evitara que ellos vieran que yo me movía, pero una vez dentro de la iglesia, solo tenía que correr escaleras arriba antes de que alguno de los 2 entendiera que si había entrado a ese lugar no era para pedir por misericordia, si no para terminar con la raíz de todo el problema... yo.
La fría y humeda piedra parecía calarme hasta los huesos, conforme yo corría escaleras arriba, solo esperaba poder llegar al campanario y lanzarme desde ahí antes de que alguno de ellos se ensartara con sus espadas.
Probablemente era una cobarde al huir de esta manera, ¿pero no era lo que Silas había dejado en claro?, si yo habìa provocado esto y esta era la unica manera de solucionarlo. Ambos me verían morir pero lo superarían seguirían adelante con sus vidas, encontrarían a la mujer adecuada, a la correcta, a una que pudiera darles lo que yo no podía y seguirían adelante, yo... todo esto sería un simple y amargo recuerdo para ellos.
avatar
erιѕ
Admin


Ver perfil de usuario http://clashofthetitans.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: ● 1х01 delιrιυм

Mensaje  erιѕ el Jue Ene 12, 2012 6:30 pm


Pescador 21 años Humano
→ ft: Daphne Akrisios → in: Año 1910 Londres, Inglaterra.
BSO: Seduction...
Yo alcé mis cejas de manera cínica. -Y por que no?.- le pregunte de pronto sufriendo un subidon de adrenalina y locura. -Que todos nos vean y sepan que el compromiso con tu hermana no es más que un matrimonio concertado por interes y sin amor.- le pregunte de pronto un poco exasperado de la situación, creo que sería el pánico de verdad ver mi futuro atado a la hermana de Daphne, que pasaba si después... Daphne conseguiría un esposo, un pretendiente, un hombre... un hombre que no sería yo para hacer su vida por que se cansaría de ser el plato de segunda mesa... al menos frente a la sociedad por que en este momento no podía importarme más un rabano Phoebe. -Que vean que estoy jodidamente enamorado de la hermana de mi prometida.- dije un poco alto y apesar de mi mal vocabulario frente a Daphne, no me detuve. -Por Dios, tenemos que detener esto.- dije casi con mortificación refiriendome a la boda y no a nuestro amorío. -Voy a ir a ahí a terminar con esto.- dije decidido a volver al salón y cancelar el compromiso con Phoebe, aunque probablemente me costaría un duele a muerte con su padre, pero bien podría yo meterle un tiro a mi futuro suegro por Daphne (XDD).
Eh, eh, tranquilo fiera. - Suena muy tentador eso que dices, pero ¿has pensado qué haremos cuando después de eso mi familia me repudie, tu padre te desherede y pierdas tu trabajo?
Le mire alzando una ceja
- Podrías buscar un puesto humilde en alguna fábrica, o como pescador para pagar una pequeña casa en ruinas a las afueras de la ciudad... - Y no me mal interpretes, incluso esa idea me parece romántica por el hecho de poder estar contigo, pero en realidad no quieres arruinar tu vida de esa forma.
Mi mandibula se tenso ante la lógica explicación que comenzo a darme Daphne.
Escucha, pensaremos en algo, ¿de acuerdo? Actuaremos de forma inteligente y... Seguro que se nos ocurrirá alguna forma de cancelar el compromiso.
Si antes me había encontrado molesto, ahora simplemente estaba furioso, rabioso! por la manera en que ella estaba atandome de manos. Sabía que mi padre se pondría colerico y problemente me desheredara, pero yo tenía unas cuantas cosas a mi nombre que no tenían que ver con mi padre y algo podría salir de ahí, por un momento y muy jodido momento, me hizo dudar del "cariño" de Daphne hacía mí.
Pero ahora todo lo que quiero es aprovechar que estamos a solas, quién sabe cuándo podremos volver a vernos. - Venga, busquemos otro sitio menos peligroso. Se me ocurre que mi madre acaba de comprar un sofá muy cómodo para el invernadero...
Me ayudo a levantarme y apesar de que la idea era muy tentadora, vamos que soy hombre y cualquiera que fuera tentado por Daphne de esa manera sería un completo estupido, incluyendome en ese momento por sujetarla por la muñeca y evitar que me llevara hasta el invernadero, necesitaba asegurarme que ambos estabamos en la misma página. -Qué soy para ti Daphne?.- le pregunte, sabía que yo la amaba, se lo había dicho pero... Daphne nunca lo había admitido directamente. Siempre había sido sobre indirectas de como su hermana no me amaba pero ella.... ¿y si todo esto era una treta? ¿y si yo había sido el blanco de un juego entre las hermanas?. -Me amas?.- le pregunte con cierto tono severo. -Por que de ser así no debería ser mi perdida de título y fortuna una preocupación para nuestra relación.- tal vez estaba mal interpretando. -De verdad tiene interes en que estemos juntos o simplemente soy lo bastante bueno follando?.- le pregunte exasperado ante su silencio, probablemente por que estaba ofendiendola a niveles fuera de mi alcance. -O solo estas interesada en mi por que era el juguetito prohibido, habla Daphne por que tu silencio y palabras dichas, me estan dejando en claro que no tienes alguna intención de que yo termine con tu hermana.- la sujete por ambos brazos tratando de evitar zarandearla para obtener una respuesta de su parte, por más que no quisiera hacerle daño la duda que me carcomía era tal, que mis dedos se clavaban como garras en sus antebrazos.
avatar
erιѕ
Admin


Ver perfil de usuario http://clashofthetitans.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: ● 1х01 delιrιυм

Mensaje  erιѕ el Jue Ene 12, 2012 6:33 pm


Estudiante de Arte 20 años Casa Kouris
→ ft: Kyros Pavlidis → in: Año 1492 / Florencia, Italia
BSO: I want to feel the pain and the bitter taste of the blood on my lips, again...


- ¿Y aquí es cuando te demuestro cuan hombre soy verdad? Mi sangre se helo por un instante, al escuchar la manera en que esa frase salió de su boca, tanto así que me quede petrificada el tiempo suficiente como para que Kyros pudiera asirme con fuerza por las muñecas y me acerco a él o practicamente hizo que mi cuerpo se estampara contra el suyo, chocando mis inflmados pechos contra sus pectorales y mi vientre contra... me obligue a mirarle ofendida, más que dejarle ver que tanto me satisfacía el saber que yo no le era nada indiferente como el había tratando de aparentar. -Sueltame!, me estas haciendo daño.- un poco de verdad un poco de mentira, puesto que su agarre era lo suficientemente fuerte para magullarme un poco pero no como para dejarme un moreton. Pero mis vagas intenciones de resistencia se perdieron cuando sus manos pasaron de mis muñecas a mi cintura y después a mi trasero, el cual apretujo y practicamente me alzo para que pudiera sentir tal y como debía a su anatomía.
- ¿Quieres jugar sucio cariño?.... quieres que las cosas sean rudas… pues bien, eso es lo que vas a obtener.
Me amenazo al tiempo que sus manos vagaban de nuevo por mi cuerpo, desde mi trasero arrastro sus dedos hasta mis costillas, para después dirigirse a la curvatura de mis senos, donde simplemente se detuvo para aporrear sus caderas contra las mías. Por un instante estuve apunto de soltar un gemidito de anhelo pero me mordí la lengua para evitarlo y no darle el gusto.
- Has insinuado que me gusta darme con hombres… ¿sabes por donde se follan los hombres? ¿Te gustaría que te lo hiciera a ti?... ¿que quiere pequeña Leah?… lo quieres todo o nada… ese es el trato.
Me dijo casi con notoria maldad, mientras mi miraba fijamente, como si esperara que sus palabras me pertubaran a tal grado que me arrepintiera de haberlo provocado, de haberlo llevado al limite de su paciencia y excitación. Estaba realmente jodido si creía que por eso iba a ponerme a chillar y salir corriendo como una chiquilla, probablemente yo perteneciera a una familia de renombre y dinero, pero si el supiera que las condiciones en las que fui criada y las cosas que había visto y escuchado, no eran nada comparada a que me insinuara que me follaría el trasero, por ser tan insolente con él.
Mis pensamientos se nublaron cuando su boca se estampo contra la mía de manera ruda y ansiosa, deseosa. Su lengua se abrió paso atravéz de mis labios, mientras su lengua degustaba de recorrer cada rincón de mi boca, de tal forma que de verdad parecía como si me follara la boca, yo me las arregle para ladear mi rostro solo un poco y su lengua acaricio mi mejilla de sensual manera.
Hasta que el volvió a separarse un poco para mirarme, yo le sonreí cinica. -El simple pensamiento te pone, ¿no Kyros?.- susurré mientras aprovecha que mis manos se encontraban libres e hice que se interpusieran entre su erección y mi sexo. -Imaginar como tu podrías ser el "primero" en tomar cada parte de mi ser...- y yo hubiera estado más que encantada en inclinarme y ofrecerme en charola de plata como lo estaba haciendo. -El problema es Kyros, yo quiero todo... y tu nada.- dije mientras mi mano frotaba el bulto entre sus piernas. -Así que dime, como arreglaremos este trato, ya que no voy a ser tu puta de una noche.- dije dandole un significativo apretón a su miembro por sobre el pantalón. Almenos iba asegurarme de conseguir un par de encuentros más... los suficientes hasta que pudiera hacerle ver, que estaba igual de jodido que yo, que nos necesitabamos el una al otro como el mismo aire.
avatar
erιѕ
Admin


Ver perfil de usuario http://clashofthetitans.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: ● 1х01 delιrιυм

Mensaje  Kira el Vie Ene 13, 2012 7:26 am


DAPHNE AKRISIOS
21 AÑOS, UNIVERSITARIA
PERTENECE A LA CASA AFRODYKIS
CON: ALEXEI BENETNASCH
FLASHBACK: LONDRES, 1910
EN: LA MANSIÓN DE LA FAMILIA, FIESTA


Hice que se levantara para guiarle hasta el invernadero donde pudiéramos disfrutar de auténtica intimidad y aislarnos completamente de la fiesta, sin embargo él no parecía tan emocionado como yo con la idea, y de hecho en cuanto me giré en dirección a la puerta me sujetó por la muñeca para evitar que me marchara.
-Qué soy para ti Daphne?.- preguntó de pronto para mi sorpresa, ¿a qué venía aquello ahora? -Me amas?.- oh vale, aquello sí que logró descolocarme del todo, e incluso me tomó un par de segundos que mi cerebro procesara aquella pregunta para finalmente sentirme indignada en cierto modo: no me habría acostado con él, traicionado a mi hermana, y arriesgado a dar un escándalo que perjudicase a mi familia si no le amara, ¿cómo podía dudarlo a estas alturas? Sin embargo antes de que pudiera contestar con lo obvio se me adelantó. -Por que de ser así no debería ser mi perdida de título y fortuna una preocupación para nuestra relación. De verdad tiene interes en que estemos juntos o simplemente soy lo bastante bueno follando?.- le miré totalmente boquiabierta incapaz de articular palabra alguna ante semejantes ataques, era la primera vez en toda mi vida que alguien conseguía callarme por completo, y es que si bien nunca antes nadie me había hablado de aquella forma, lo último que habría esperado es que Alexei fuera el primero en hacerlo. -O solo estas interesada en mi por que era el juguetito prohibido, habla Daphne por que tu silencio y palabras dichas, me estan dejando en claro que no tienes alguna intención de que yo termine con tu hermana.- Dijo sujetándome con fuerza y haciéndome sentir como sus dedos se clavaban en mis brazos, aunque lo que más me dolía eran sin duda sus palabras y lo torcida que se había vuelto aquella conversación de pronto. No podía entender que pensara todo eso de mí, que de acuerdo, puede que no fuese tan recatada y mojigata como la mayoría de las mujeres de sociedad que esperaban vírgenes hasta el matrimonio, pero si había esperado a enamorarme de verdad y encontrar el hombre adecuado; ¿había tenido mi primera vez con él y ni si quiera se había dado cuenta, o es que creía que perdería mi virginidad con cualquiera por pura diversión? Desde luego, debía de considerarme muy puta para creerme capaz de algo así.
- Te amo lo suficiente como para no mandarte al infierno por todo lo que acabas de decir. - Contesté finalmente haciendo un movimiento brusco con el brazo para soltarme de su agarre y apartarme levemente de él, intentando ser fuerte y mantener la compostura, demasiado orgullosa como para actuar de otra forma, pero sin poder evitar mostrarme dolida... Aunque mentalmente sopesando si debía darle un bofetón o una patada en la espinilla para sentirme un poco mejor; al final le golpeé con el puño en el hombro intentando desahogarme, pero en realidad no me ayudó demasiado, se merecía mucho más que eso. En cualquier caso decidí dejarlo para otro momento.
- Te amo tanto que antepongo tu felicidad a la mía, que pienso en tu futuro en lugar de dejarme llevar y proponerte que nos fugásemos juntos ahora mismo, tal y como realmente me gustaría. - Dije con total sinceridad mirándole a los ojos para que supiera que hablaba en serio, aunque al mirarle en ese instante sólo sentí ganas de golpearle de nuevo, se había ganado a pulso mi enfado. - Pero como está claro que no confías en mí, deja que te lo demuestre, haremos las cosas a tu manera. - Cogí de nuevo su mano para tirar de él, esta vez arrastrándole fuera del vestidor en dirección a la fiesta, y me detuve en el umbral de la puerta, desde donde podía contemplar a todos los invitados - ¡Atención todo el mundo, tengo algo que decir! - alcé la voz intentando acaparar su atención, acción que logré con éxito ya que la mayor parte de los presentes, incluyendo a mi familia, se giraron en nuestra dirección para mirarnos a Alexei y a mí con suma curiosidad, imagino que esperando una especie de brindis o algo por el estilo. Ah, cuán equivocados estaban todos a excepción de mi hermana, en quien pude distinguir una expresión confusa, como si temiera que fuese a hacer alguna locura... Al fin y al cabo ella me conocía bien. - Llevo dos meses acostándome con el prometido de mi hermana. Porque es lo bastante bueno follando. - Añadí con cierto sarcasmo aquello último al hacer referencia a lo que Alexei había dicho antes. Inmediatamente se hizo un silencio absoluto, y apenas dos segundos después comenzaron las exclamaciones, y los cuchicheos; seguramente la mitad de aquella gente pensara que se trataba de una broma de muy mal gusto, pero en cualquier caso podía distinguir la vergüenza, humillación y decepción en los rostros de mis padres, mientras que Phoebe parecía a punto de estallar de rabia de un momento a otro, seguro que más por el haber quedado en ridículo y acabar de convertirse en el blanco de cotilleos de sus amigas, que por lo que hubiera hecho con su prometido o porque con semejante escándalo acabara de poner fin a su compromiso. Desvié la mirada de ellos sintiéndome avergonzada por primera vez en mi vida, y me centré en Alexei, quien seguía a mi lado, aunque no podía ni imaginar lo que se le pasaba por la cabeza en ese momento. Tal vez incluso ganas de matarme, pero aquello era lo que él quería, ¿no? - Ya está, ahora no eres el único que me ve como a una puta. - Dije antes de girarme y alejarme de allí de inmediato en dirección a la puerta principal, porque realmente no sabía otro sitio donde meterme para huir de las miradas de asco y desaprobación más que fuera de aquella casa.

* No me mates por contestarte tan rápido Gaby, quería dejarlo listo porque el finde no me conectaré demasiado XD aun así, intento dar con Lucas y Silas entre esta noche o mañana si puedo ^^



Última edición por Kira el Vie Ene 13, 2012 7:38 am, editado 1 vez

Volver arriba Ir abajo

Re: ● 1х01 delιrιυм

Mensaje  Maya el Vie Ene 13, 2012 7:31 am

ALLIE KATAKARIS
Laertes || 18 años
en. Grecia Clasica
con.
Lucas
ESPERO. P17
ANDROMEDA THALASSINOS
Creusa || 22 años
en.
Londres, 1899
con. Sebastian Hero
ESPERO. P17
KALEC CRASUS
Demos || 19 años
en. xxxx
con. xxx

ENCONTRABLE
MILO KANA
Dalaras, Lugarteniente|| 26 años
en. xxx

con. xxx
ENCONTRABLE
ALMMA AGRAIA
Atreo|| 24 años || Arquitecta,
dueña del Athenas
en. xxx
con
xxx
ENCONTRABLE
ALEX D´ ANGELO
KOURIS|| 22 años
en. KALLIOPI CHRISTOS
con. USA, 40´s
ESPERO. P17
SELENE NACHIOS
Dalaras|| 32 años || matriarca
en. xxx
con.
xxx
ENCONTRABLE

Volver arriba Ir abajo

Re: ● 1х01 delιrιυм

Mensaje  Natz el Vie Ene 13, 2012 1:46 pm

Sebástian Hero
25 años // Psicólogo infantil - Consejero de casa Laertes
Casa LAERTES
En. 1899, Londres
Con. ANDROMEDA TALASSINOS

Sentía que esta relación, ya fuera de amistad o de algo más, con Andromeda, iba sólo a causarnos problemas que no necesitabamos, y más que nada me preocupaba por ella, es por esta razón que no deseo involucrarme más, salir antes de que sea demasiado tarde y dejar las cosas claras para el bien de ambos, en especial con lo que había sucedido hacía sólo 9 años cuando vástagos de diferentes casas decidieron involucrarse más de lo que debían y sólo les llevó a graves predicamentos, no pensaba repetir la historia si aún podía evitarse. Quedé en reunirme con Andrómeda en el puente que cruza el Tamesis, ya que esta niebla nos daba una ventaja para ocultarnos y pasar desapercibidos. La vi a lo lejos y me acerqué suavemente hasta ella, a quién noté un tanto nerviosa hasta que, asumo, reconoció mi presencia. - Sebastian… - susurró luego de abrazarme, - Ya cría que no podías venir que algo te había entretenido - le devolví el abrazo muy suave casi débilmente, - No era mi intención preocuparte Andromeda - le dije para calmarle un poco, - No sabes lo mucho que te echado de menos - sonreí de medio lado y tomé sus manos entre las mías, - Mi apreciada Andromeda, te he extrañado también, pero siento que es peligroso para tí, para ambos, seguir involucrándonos, no quisiera afectarte de ninguna manera... - dije mirándola a los ojos, - Es por eso que me urgía tanto reunirme hoy contigo, necesitaba que discutiéramos lo que íbamos a hacer... Es muy peligroso mezclar castas, nunca termina bien - dije con pesar, aunque nuestra relación no estaba completamente descifrada, pues todo lo que entendíamos de esta es que era una amistad un poco más íntima de lo que otras amistades eran y pues, aunque no quería arruinar nuestra amistad, tampoco quería arriesgarla a algo peor.

Pude notar que se tensó un poco al alejarse de mí, no quería herirla, pero no estaba seguro de esta situación, de que fuera lo correcto el seguir tratando con algo imposible, -¿Discutir lo que vamos a hacer? ¿Peligroso mezclar castas?- asentí levemente, -Por mi parte no ay nada que discutir… tu ya sabes lo que pienso de todo eso- le miré fijamente, - Lo de peligroso, ya se por que lo dices, por lo que paso hace nueve ¿verdad? - por eso y por mucho más que en verdad sólo regresaban a lo mismo, - Eso no tiene que por que pasarnos - bajé la cabeza y volví a mirarla, -¿Qué a pasado? ¿A que viene ese cambio de actitud? Hace dos semanas no pensabas eso ni mucho menos- resoplé casi rindiendome, - Si, lo sé Andromeda, pero... ¿A dónde vamos con esto? ¿Hasta dónde vamos a llegar? Nadie nos va a permitir estar juntos, nadie lo va a aceptar! ¿Es que no has pensado más allá del presente? Si quisiéramos un futuro juntos, no sería nada fácil y lo sabes... Tendrías que alejarte de todos los lujos a los que estás acostumbrada, y eso sólo terrenal! Los dioses no nos permitirían estar juntos... Y yo no aguantaría verte sufrir por mí culpa, por eso estuve pensando en que... tal vez, deberíamos pensar las cosas bien antes de hacer cualquier cosa - dije finalmente, sacando sólo una porción de todas las cosas que había estado pensando últimamente, y es que tenía que pensar en el futuro, pues no podíamos estancarnos en el presente por mucho tiempo, necesitaba decidir lo que haríamos esta noche, ella podría ser Creusa, que se dejan llevar por la marea, pero yo era Laertes, teníamos un fuerte sentido de lo que es correcto e incorrecto, no podía evitarlo, y menos si ella comenzaba a importarme cada vez más.

Volver arriba Ir abajo

Re: ● 1х01 delιrιυм

Mensaje  Natz el Vie Ene 13, 2012 2:07 pm

Kalliopi Christos
18 años // Desocupada
Casa KOURIS
En. Estados Unidos, años 40
Con. ALEX D'ANGELO

- Querido! - exclamé mientras entraba a las oficinas de mi esposo en la mansión contoneándome para lucirme y darle envidia a sus socios, Alex y yo no nos ocultábamos nada, así que estaba perfectamente conciente de todos sus movimientos "ilegales" y "mafiosos", pero qué más da, vivir al borde del peligro era emocionante, además qué otra profesión nos conseguiría todos los lujos a los que estamos acostumbrados? Llegué hasta su escritorio, di un saltito y me senté sobre este para inclinarme hacia él y darle un profundo beso en los labios, y luego susurrarle al oído - Recuerda que esta noche eres mío, ya tengo algunos estragos en mente que podemos causar para divertirnos un rato querido - mordí el lóbulo de su oreja y me separé para levantarme del escritorio elegantemente y dirigirme entonces a sus socios, haciendo un ademán en dirección a la puerta, - Señores... - dije en tono cortés para que se largaran finalmente, una vez solos en la oficina, - Ay querido, cómo me gustaría sembrar la semilla del caos entre algunos de tus socios que no me dan buena espina para beneficiarnos todavía más de ellos... - resoplé coqueta, en eso entró una de las sirvientas con una bandeja que le había pedido al llegar a casa con dos tragos perfecta y cuidadosamente preparados para Alex y para mí, troné los dedos y la sirvienta tropezó con sus propios pies haciendo que la bandeja cayera en el suelo haciendo tremendo estruendo y causando un desastre con todo lo que traía, ahogué una carcajada, - Uy, que inocente torpeza de tu parte, pero ya no queremos los tragos, sólo ve por algo para limpiar todo esto, el señor y yo estaremos en la habitación, que nadie nos moleste - dije guiñándole un ojo, y mientras iba saliendo por la puerta, troné los dedos nuevamente haciendo que esta se cerrara bruscamente atrapando la basta del vestido de la sirvienta, teniendo la pobre que abrir la puerta nuevamente para destrabarse y poder entonces irse a hacer lo que le mandé. Me dirigí a Alex y lo tomé de la corbata seductoramente, - Qué puedo decir, nunca me cansaré de esto - sonreí y volví a besarle, - Nos vamos querido?, quiero disfrutar de un momento a solas tú y yo antes de ir a causar estragos por la ciudad - le dije coqueta complacida de compartir mi vida con otro vástago de Eris que disfrutaba de serlo tanto como yo, y esta noche se veía prometedora.

Una vez terminamos de besarnos apasionadamente, me levanté del escritorio y caminé un poco mientras el hablaba, - Por supuesto mi amor… soy todo tuyo - sonreí complacida y voltée mi mirada hacia él para darme cuenta que ya lo tenía muy cerca mío, me alzó de la cintura y me sentó en la mesa nuevamente, abrió mis piernas lo cual me sedujo increíblemente, y se puso justo en medio, -Me alegro que esta noche quieras sembrar el caos, por que tengo algunas cosillas en mente, que ten van a encantar- me mordí el labio inferior pícaramente al sentir sus deliciosos labios recorrer mi cuello seductoramente, sabía que eso me mataba, -Pero antes de divertirnos con nuestros socios… tu y yo aquí y ahora- sonreí coqueta, - Jmm me gusta tú idea tan pervertida, justo aquí, en tu escritorio, así pensarás en esta noche cada vez que estés trabajando... - mordí mi labio nuevamente, - Pero ya le dije a la sirvienta que estaríamos en la habitación mientras ella limpiaba el despacho... jmmm qué predicamento - dije divertida, me importaba poco que la sirvienta entrara en medio acto por eso comencé a besarle los labios apasionadamente, mientras mis manos se colaban a su pantalón y desabrochaban su cinturón y suavemente lo desabotonaba y bajaba la cremallera, colando mis manos nuevamente para tocarle provocativamente.

Volver arriba Ir abajo

Re: ● 1х01 delιrιυм

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 11 de 13. Precedente  1, 2, 3 ... 10, 11, 12, 13  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.