Miles de soles y lunas han pasado desde aquella fatídica tregua que dio fin a la Guerra de Troya. Nos encontramos en la isla de Creta, en Grecia en el año 2011; lugar donde poco a poco se han ido congregando los descendientes de los vástagos de los dioses, siempre cuidado de mantener un perfil bajo y estar fuera del alcance de sus enemigos. Preparandose para aquella que podría llegar a significar el fin de su raza.

¿Pero qué pasaría si a pesar de todos estos años de masacre y derramar sangre entre hermanos no pareciese tener fin?








ADELFRIED BRAUER

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

ADELFRIED BRAUER

Mensaje  Kira el Miér Oct 19, 2011 2:00 am

Adelfried Brauer
36 años / Patriarca
Casa DEMOS
HISTORIA
La vida de Adelfried, como sería conocido posteriormente, al igual que la vida de muchos vástagos puede ser catalogada como solitaria al igual que muchos de sus congéneres no tuvo la oportunidad conocer a sus padres siendo una nota arrugada que, aunque escrita con una caligrafía divina no excedía los tres renglones de contenido.

Cuando a penas era un bebé fue abandonado por sus progenitores en Lehel, una de las zonas marginales de Munich en Alemania. Ahí, después de algunos días y con un deplorable estado de salud, resultado de su infantil desnudez y las inclemencias del clima invernal de aquella región, fue encontrado por un grupo de mujeres encomendadas a la palabra de Dios. El infortunio de aquella criatura conmovió en lo más el corazón de aquellas santas mujeres y agitó su maternal instinto. Las devotas decidieron rescatar al infante de un funesto final y llevarlo al hospital donde, por varías semanas, se debatiría entre la vida y la muerte.

Al final de la batalla, el infante salió victorioso de la inhumana contienda y las bienintencionadas mujeres decidieron llevarlo al hospicio donde ellas mismas ofrecían sus servicios y donde pasaría su infancia y parte de su juventud. Ahí, fue paradójicamente bautizado como Adelfried. Los años siguientes en la vida de “Adel” transcurrieron con total normalidad y se enfrentó a las alegrías y preocupaciones propias de de cualquier infante en aquella austera y hasta cierto punto precaria situación, al menos hasta que cumplió los diez años y un halo de oscuridad emanó de las profundidades más intimas de su ser transfigurando el amor y el cariño que las beatas profesaron hacia el en temor y recelo; como si el chiquillo fuese el heraldo o la victima de la muerte misma.

Transcurrieron algunos años más y Adel siguió creciendo hasta perder toda esperanza de hallar una familia interesada en él y por fin ser adoptado; después de todo, la mayor parte de las personas prefieren bebés y ya atravesaba la pubertad así que se convirtió en una especie de ser invisible, un simple fantasma que formaba parte del inmueble. Esta desesperanza en vez de generar en el un sentimiento de resignación fue causal de un agudo resentimiento en contra del mundo y las personas más afortunadas que él, como si repentinamente el vivir en ese lugar se hubiera convertido en una especie de suplicio, una penitencia injustificada que estaba obligado a cumplir por un designio superior. Este rencor cambió su percepción y manera de actuar con los demás. Si bien, no se volvió alguien abiertamente agresivo y guardaba la apariencia de alguien alegre adquirió el talento y la capacidad para herir a las personas de modo directo o indirecto con cada una de sus palabras y sus acciones.

Algunos años después cuando era muy grande para seguir viviendo en el orfanato y debía buscar el modo de valerse por si mismo en el mundo real, ocurrió lo inesperado y un sujeto extrañó mostró interés en adoptarlo como su hijo. El sujeto era un forastero; un viajero oriundo de las misteriosas y lejanas islas griegas y sus intenciones resultaron muy distintos a las que desde el principio manifestó. El misterioso individuo resultó ser un héroe; un vástago nacido del encuentro carnal entre una divinidad y un ser mortal y su interés en el muchacho radicaba en la firme creencia de que ambos compartían la misma naturaleza mestiza.

Su nombre Lykaios; el patriarca de la casa dedicada al dios del inframundo y su objetivo era convertir a Adelfried en alguien digno de pertenecer a dicho clan. Los años que pasó como discípulo de Lykaios fueron los peores de su vida por culpa a las terribles pruebas iniciaticas a las que fue sometido por su mentor, sin embargo el jamás se dio por vencido y finalmente consiguió superar todos las tareas que le fueron encomendadas hasta sentirse autosuficiente y muy superior a quien durante años fue su mentor.

Ese sentimiento de superioridad lo llevó pronto a codiciar el cargo de su antiguo mentor y pronto se rebeló en su contra enfrentándolo en un sangriento combate del que salió victorioso y del cual obtuvo como galardón el preciado titulo de patriarca. Si bien, algunos festejaron su victoria, pronto cayeron en cuenta de su equivocación; Adelfried se convirtió en un tirano e incluso llegó a asesinar a algunos de sus camaradas por el simple hecho de no considerarlos dignos del clan.
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
PERSONALIDAD
Aunque se muestra como alguien relajado y bastante simpático Adelfried es un hombre perfeccionista y comprometido con sus ideales al grado de coquetear en los terrenos de lo obsesivo; es además es frío, calculador y capaz de realizar cualquier acción - por cruel o despiadada que resulte – para conseguir sus objetivos.
Tiene además, la prodigiosa capacidad de lacerar el espíritu de las personas con cada una de las palabras que emite o las actitudes que adopta.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
● Con cierta frecuencia, en sus sueños, escucha una voz femenina que le sugiere o le indica la manera en que actuar; él, aunque no sabe bien de lo que se trata, procura tomar en cuenta sus consejos.
● Posee un par de tatuajes; uno de ellos está sobre su cuello pero el más importante está constituido por una serie de líneas que evocan las marcas de guerreros tribales y en su conjunto constituyen la silueta de un lobo como un “homenaje” póstumo a su maestro.
● Aunque no lo pone en practica con frecuencia, es un experto en diferentes formas de combate gracias al arduo entrenamiento que recibió durante años por parte de su maestro Likaios; no muestra sus talentos porque acostumbra asesinar con un golpe único y certero.
● Tiene una capacidad sobre humana de sentirse indiferente ante el sufrimiento e, incluso la muerte, de otras personas.
● Ha desarrollado cierta "debilidad" por las personas joviales.
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
RELACIONES
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Identicalcaleb
Michael Fassbender

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.