Miles de soles y lunas han pasado desde aquella fatídica tregua que dio fin a la Guerra de Troya. Nos encontramos en la isla de Creta, en Grecia en el año 2011; lugar donde poco a poco se han ido congregando los descendientes de los vástagos de los dioses, siempre cuidado de mantener un perfil bajo y estar fuera del alcance de sus enemigos. Preparandose para aquella que podría llegar a significar el fin de su raza.

¿Pero qué pasaría si a pesar de todos estos años de masacre y derramar sangre entre hermanos no pareciese tener fin?








SILAS STAVROS

Ir abajo

SILAS STAVROS

Mensaje  Kira el Lun Sep 12, 2011 4:13 am

SILAS STAVROS
22 AÑOS / ADMINISTRATIVO
Casa CREUSA
HISTORIA
Siempre lo había tenido todo, es lo que significa criarse hoy en día en una familia adinerada como la suya, gracias a su padre, quien dirigía una empresa de remolcadores y además, era un hombre importante en la Casa Creusa. Dinero y poder, eso era lo que le sobraba a la familia Stavros, y a día de hoy sigue siendo así, pero no para Silas.
Éste se crió siendo el hijo mayor de la familia y junto a dos hermanas pequeñas, Arya y Columba, a las que debido a la poca diferencia de edad entre ellos, siempre estuvo muy unido a pesar de los típicos roces entre hermanos y los piques de críos, nada del otro mundo. Sus padres les educaron a los tres desde muy temprana edad para aprender a controlar sus poderes como vástagos del dios Poseidón, e incluso su padre solía tomar alguno de los muchos barcos de su empresa para pasar fines de semana en alta mar con los niños y que se fueran acostumbrando al agua. Y es que aunque muchas familias de vástagos piensan que lo mejor es criar a sus hijos llevando una aparente vida normal para intentar alejarles de su destino, los Stavros creían firmemente que la mejor forma de proteger a sus hijos era preparándoles para lo inevitable y haciendo que vieran sus poderes como algo natural. De ese modo siempre estuvieron muy unidos a la casa Creusa, asistiendo allí a entrenamientos junto a sus primos, tíos y demás familia. Silas enseguida encontró en su primo Áyax, un año mayor que él, su mejor amigo y se hicieron completamente inseparables, desde el colegio hasta el instituto, mañanas y tardes, estaban siempre juntos; jugaban juntos, hacían los deberes juntos, entrenaban juntos, y con el tiempo a medida fueron haciéndose mayores, comenzaron a ir juntos a las fiestas, a fumar, a emborracharse y a divertirse como se divierten los chicos de su edad, pero en cualquier caso, juntos también. Lo que Silas jamás habría podido sospechar de Áyax es que tenía una mentalidad algo cerrada en cuanto a su naturaleza de semi-dios se refería, era de aquellos que creían en la pureza de la sangre y querían conservar su raza a toda costa, por lo que enamorarse de su prima le pareció algo completamente normal: se encaprichó completamente de Columba, una de las hermanas pequeñas de Silas, y durante meses estuvo acosándola en secreto, algo que ella tampoco se atrevió a decir a nadie, hasta que decidió contárselo a su hermano mayor. Él fue incapaz de creerla, vamos, seguro que lo estaba mal interpretando todo, no podía ser que Áyax hiciera algo así, imposible. Sin embargo el destino quiso que lo comprobara con sus propios ojos cuando un día, al llegar antes a casa escuchó gritar a su hermana y corrió hacia su habitación para encontrar a su primo sobre ella, forcejeando para quitarla la ropa, entonces se dio cuenta de lo que podría haber pasado de llegar unos minutos más tarde y la ira le invadió. Se lanzó sobre Áyax y ambos se enzarzaron en una pelea, pero no una pelea cualquiera, Silas estaba demasiado furioso como para controlarse y por primera vez hizo uso de todo su poder y su fuerza hasta que la cosa se le fue completamente de las manos: su intención no era esa, él quería hacerle pagar a su primo por lo que había intentado hacer a su hermana... Pero el matarle fue un trágico accidente. Cuando el resto de la familia llegó a la casa y se encontró con el cadáver de Ayax, Silas fue incapaz de contar todo lo sucedido por proteger tanto a su hermana, como la memoria de su primo, y quizás fue algo estúpido por su parte, pero se limitó a repetir lo obvio, que había sido un accidente, que él no quería hacerlo. Todos en la familia le repudiaron a partir de aquello a excepción de Columba, la única que sabía la verdad de lo sucedido y que habría estado dispuesta a contarlo si su hermano se lo hubiera permitido, su hermana Arya y su padre de algún modo también supieron perdonarle, ya que en el fondo ambos sabían que Silas nunca habría hecho daño de forma consciente a su primo, a quien tanto quería, e imaginaron que habría alguna explicación. Sin embargo su propia madre se puso de parte de sus tíos, los padres de Áyax, y de sus abuelos y el resto de familiares, y optaron por exiliarle, hacer que abandonara la casa Creusa para siempre y que jamás volviera a dirigir la palabra a nadie de la familia. Tuvo suerte de que le permitieran permanecer en la isla.
Todo aquello sucedió hace cuatro años, cuando el chico acababa de terminar el instituto, y tuvo la suerte de que su padre se compadeciera de él y estuviera de su parte, ya que en secreto le pasó una pensión mensual para poder pagarle un pequeño apartamento en el centro y que el chico pudiera continuar con sus estudios en la Universidad en lugar de tener que trabajar. Pero aquella fue toda la relación que mantuvo con su padre, jamás pudo volver a cruzar una palabra con él desde entonces y toda la relación que consiguió mantener con los suyos fue con sus dos hermanas, Arya y Columba, y en especial con esta última, con quien mantuvo una muy estrecha relación después de lo sucedido, claro que siempre en secreto y a espaldas de la familia. Podría decirse que ellas dos son la única razón por la que aún continúa en Creta.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
PERSONALIDAD
Siempre ha sido chico sobrado que cree tener el mundo a sus pies sólo por el hecho de ser guapo, popular e divertido, el típico chico que fue una vez el rey del instituto y a partir de entonces va por la vida con la cabeza bien alta, como si nada fuera capaz de intimidarle. La sensibilidad o la empatía no son lo suyo pues tiende a hablar antes de pensar, es demasiado impulsivo, y realmente no se preocupa demasiado si sus palabras hieren a alguien o no, cuando es sincero, lo es en extremo... Porque alguna mentira de vez en cuando si que suelta, si le viene bien. Además, a simple vista puede parecer que nada le importe realmente, que sea incapaz de actuar de forma responsable, que no supiera hacer otra cosa además de divertirse y disfrutar en la vida, aprovechar al máximo el lema ''carpe diem'', pero la verdad es que esa es sólo su forma de intentar rehuir de sus problemas, de superar todo lo que ha pasado. Sería mentira asegurar que no le importa lo que los demás piensan de él, por supuesto que le importa y de hecho mucho más de lo que debería, aunque con su aire arrogante de superioridad intente aparentar todo lo contrario, la verdad es que ha creado una imagen de él que no es más que una máscara; no es el tipo frívolo pero alegre y despreocupado que aparenta ser, sino todo lo contrario: un chico de un corazón enorme capaz de sacrificarse por los demás como ya hizo en el pasado.
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
● Es un seductor nato y una auténtica leyenda ante sus amigos; siempre capaz de ligarse a la chica más sexy de la fiesta, sin embargo las cosas nunca son lo que parecen y rara vez llega hasta el final con alguien, después de lo sucedido con su hermana es algo más sensible respecto a ese tema y no cree en el sexo sin amor. Pero lo disimula bastante bien.
● Entre semana le gusta centrarse en su trabajo hasta el punto de llegar a trabajar casi doce horas diarias. Al llegar el viernes se pasa el fin de semana entero borracho. Lo que sea con tal de mantener la mente ocupada.
● A pesar de lo extrovertido que es con la gente, le gusta disfrutar de la soledad absoluta de su piso, donde no entra nadie, ni si quiera tiene una mascota.
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
RELACIONES
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
KIRA
CHACE CRAWFORD

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.