Miles de soles y lunas han pasado desde aquella fatídica tregua que dio fin a la Guerra de Troya. Nos encontramos en la isla de Creta, en Grecia en el año 2011; lugar donde poco a poco se han ido congregando los descendientes de los vástagos de los dioses, siempre cuidado de mantener un perfil bajo y estar fuera del alcance de sus enemigos. Preparandose para aquella que podría llegar a significar el fin de su raza.

¿Pero qué pasaría si a pesar de todos estos años de masacre y derramar sangre entre hermanos no pareciese tener fin?








ADRIAN LAZAR

Ir abajo

ADRIAN LAZAR

Mensaje  Kira el Sáb Oct 15, 2011 11:26 am

ADRIAN LAZAR
26 AÑOS / ESCRITOR, DUEÑO DE UNA LIBRERÍA
Casa DALARAS

HISTORIA
Hijo del hombre más bueno y noble que ha conocido la Casa Atreo, y es posible que incluso el resto de las Casas, puesto que Christos Lazar siempre destacó por su bondad, amabilidad, compasión, generosidad y buen humor, incluso con aquellos que decían ser sus enemigos. Todo el mundo creía que aquel carácter sería su perdición, que le faltaba algo de malicia y que tarde o temprano tanta bondad terminaría haciéndole débil ante el resto de vástagos, pero sin embargo fue todo lo contrario: a día de hoy ha resultado ser uno de los miembros más fuertes de la familia, ya que no todos los semi-dioses pueden presumir de disfrutar de una vida larga como la suya y llegar a la vejez. Por eso, después de que su esposa y su recién nacida hija fallecieran ambas en un parto lleno de complicaciones, Christos decidió criar y educar a su hijo Adrian para que siguiera sus mismos principios, y lo consiguió, ya que desde pequeño fue un niño encantador, tranquilo, formal y educado a la vez que alegre, capaz de ganarse el cariño y la simpatía inmediatos de cualquiera a su alrededor.
Aunque, a pesar de su personalidad amistosa y de hallarse continuamente rodeado de gente, Adrian siempre encontró la mejor compañía en los libros, podía pasarse horas en la biblioteca o en el estudio de su padre, sintiéndose realmente cómodo entre las estanterías repletas de volúmenes por leer, y en cierto modo aunque no quisiera reconocerlo, a veces llegaba a sentirse algo solo debido a ello, era como si todos sus amigos no fueran capaces de llenar el vacío que su hermana pequeña, a la cual ni si quiera llegó a conocer, había dejado. Por eso para él fue una especie de bendición la llegada de su prima Avery... O lo habría sido de haber llegado en otras circunstancias y por otros motivos que no fuesen la muerte de su familia. Fue Christos, su padre, quien llevó a Avy a la Casa Dalaras para cuidar de ella y acojerla entre el resto de sus parientes, sin embargo fue Adrian quien desde un primer momento mostró el mayor interés por cuidar de su prima y la trató siempre como si fuese su propia hermana, esa a la que tanto había echado en falta. Y a raíz de aquello podría decirse que se volvió aún más sociable de lo que ya era.
Por lo demás, intentó llevar una vida lo más normal posible a pesar de sus poderes, que aunque siempre controló bastante bien prefiere utilizar solamente en caso de necesidad; terminó el instituto con buenas notas y asistió a la universidad para estudiar, cómo no, literatura. Se graduó tres años después y mientras muchos de sus compañeros - los que podían permitírselo - recibían como regalo de sus padres las llaves de un coche o unas buenas vacaciones, Adrian insistió a su padre para que comprara una vieja librería a punto de cerrar, The Abbey Bookshop, ya que a pesar de no necesitar trabajar en algo así gracias a la buena situación económica de la familia, siempre le gustó aquel sitio y no podía dejar que lo cerrasen. Aunque en realidad desde entonces dedica más tiempo a encerrarse en la biblioteca particular del hogar de los Dalaras para escribir sus libros que a atender el mostrador de su librería.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
PERSONALIDAD
No te dejes engañar por su apariencia seria o por sus ojos negros impenetrables, porque en realidad Adrian es una de las personas más generosas y desinteresadas que te puedas llegar a cruzar. Es un autentico misterio, una de esas personas de las que jamás consigues averiguar qué se le pasa por la cabeza. Él es el tipo que se queda callado, escuchando en un rincón, de los que hablan poco, piensan demasiado y que en realidad tienen mucho que decir. Contra todo pronóstico, tiene un gran sentido del humor y resulta fácil llevarse bien con él, es un verdadero encanto, un buenazo que trata a los demás como si todo el mundo fuera realmente importante para él. Maduro y reflexivo, no da dos pasos sin pensarlo, lo cual es cierto que es bastante inteligente por su parte, sin embargo se guarda todo para él, nunca dice lo que piensa y tal vez es por eso que siente una gran carga en sus hombros hasta el punto de que sabe que un día no aguantara mas y estallará.
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
● No le gustan los rollos de una noche ni los líos sin compromiso, sin embargo sus relaciones no suelen durar mucho ya que no les dedica el tiempo suficiente.
● Si hay algo que le atrae de una chica es su inteligencia, muy por encima de su físico, y a ser posible, que tenga un carácter fuerte, cosa que a él le falta.
● Se pasa el día escribiendo, pero hasta el momento sólo ha publicado un libro debido a que es bastante perfeccionista y selectivo con lo que escribe.
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Relaciones: Link Aquí
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
MIRAH
BEN BARNES

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.