Miles de soles y lunas han pasado desde aquella fatídica tregua que dio fin a la Guerra de Troya. Nos encontramos en la isla de Creta, en Grecia en el año 2011; lugar donde poco a poco se han ido congregando los descendientes de los vástagos de los dioses, siempre cuidado de mantener un perfil bajo y estar fuera del alcance de sus enemigos. Preparandose para aquella que podría llegar a significar el fin de su raza.

¿Pero qué pasaría si a pesar de todos estos años de masacre y derramar sangre entre hermanos no pareciese tener fin?








HEKTOR ALKAIOS

Ir abajo

HEKTOR ALKAIOS

Mensaje  Kira el Miér Oct 26, 2011 11:44 am

HEKTOR ALKAIOS
29 AÑOS / ARTISTA CALLEJERO
Casa ARGYROS
HISTORIA
Nació un 29 de Febrero, lo cual ya fue un mal presagio para sus padres, más aún cuando descubrieron la débil salud del niño, el tercero de sus hijos. En el mismo instante en el que los médicos le diagnosticaron una salud tan delicada, Hektor pasó a convertirse en la oveja negra de la familia, y es que los Alkaios siempre fueron reconocidos como grandes guerreros, incluso respetados en la casa Argyros, a pesar de nunca aspirar al puesto de patriarcas debido a su fama de tener poco autocontrol. Claro que Hektor al no haber sido entrenado junto a sus hermanos desde pequeño, resultó ser todo lo contrario que el resto de la familia, y es que a sabiendas de que nunca llegaría a ser tan fuerte como los demás, decidió ejercitar su mente en lugar de su cuerpo, volviéndose con el paso de los años un chico inteligente y comenzando a interesarte por las artes más que por cualquier otra cosa.

Fue así como conoció a Astrid, en las clases de pintura del instituto cuando ambos tenían dieciséis años, y se enamoraron perdidamente el uno del otro. Ella era humana, y para colmo provenía de una familia bastante humilde, así que era de esperar que los padres de Hektor viesen con malos ojos aquella relación desde el principio, aunque con el tiempo, la muchacha pareció ser la cura a todos los males del chico, o quizás simplemente sucedió al alcanzar la adolescencia, que la salud de Hektor mejoró de forma notable, hasta el punto de adquirir una fuerza casi comparable a la de sus hermanos, y debido a aquello su familia decidió pasar por alto el noviazgo de los jóvenes, pensando que con el tiempo se separarían de todas formas. Se equivocaban: estuvieron más de tres años juntos, e incluso llegaron a prometerse, sin embargo jamás llegaría el día en que pudieran llevar a cabo la ceremonia y es que Astrid murió asesinada a la edad de diecinueve años, al interponerse en el camino de los hombres que intentaban matar a Hektor. La familia Alkaios se había ganado en el transcurso de los años un gran número de enemigos debido a su forma de ser violenta que incluso en ocasiones rozaba la crueldad, así que vástagos de otras casas que habían perdido algún ser querido a manos de dicha familia se unieron buscando venganza contra ellos, y no se les ocurrió otra forma que matar al más inocente de sus hijos para que supieran el dolor que se sentía cuando se les arrebataba a alguien. Fallaron, mataron a una humana inocente en su lugar, y Hektor cegado por la ira decidió poner fin a la vida de los asesinos de su prometida; les mató a todos, uno por uno, lo cual alertó al resto de casas y se abrió una veda de caza para atrapar, torturar, y posiblemente matar al muchacho. Se había abierto un ciclo de venganza, una muerte por otra, más aún cuando los Alkaios lucharon para defender a Hektor, y todos los que participaron en aquella pelea fueron mutilados al hallarse en clara desventaja. Sus padres, sus hermanos mayores, todos murieron a excepción de sus dos hermanas pequeñas a las que les fue perdonadas la vida por tratarse tan solo de unas niñas, y Hektor tuvo que huir de Creta junto a su tía Megara, la hermana de su madre.

Con su marcha de la isla se consideró que todos estaban en paz, sus crímenes habían sido pagados con la muerte de su familia quien además no volvería a causar problemas, y podían dar por olvidado lo sucedido. Como si fuera tan fácil, estaba claro que Hektor jamás volvería a ser la misma persona, por mucho tiempo que pasara y por lejos que viajara. Y ahora, diez años después de lo ocurrido y una vez se le ha concedido el perdón y la posibilidad de volver a Creta para empezar de cero, lo ha hecho a pesar de sentirse indignado, insultado por aquellos que insinúan que todo está bien; si ha regresado ha sido únicamente por sus hermanas y si acaso, por volver a ver a las viejas amistades, pero aunque intente negarlo, también porque aquel es su hogar.
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
PERSONALIDAD
Ataca antes de que le ataquen, no parece conocer la palabra sensibilidad y no tiene delicadeza alguna a la hora de decir las cosas, de hecho es capaz de tener una conversación del tipo: ''Anoche conocí una rubia impresionante. Anda, mira qué ostia se ha llevado ese crío con la bici, hay que ver lo que llora. En fin, lo que te decía, que anoche...''. Es un tipo ingenioso, con un gran sentido del humor que desgraciadamente en ocasiones roza el mal gusto y muy pocos entienden, además y por si eso fuera poco, le encanta llamar la atención sin importarle hacer el loco o el ridículo delante de la gente; para él la vida es demasiado corta como para no aprovecharla al límite y hacer lo que te de la gana con ella, y por eso hace siempre lo que quiere, acepta las cosas como vienen, no conoce la vergüenza o el arrepentimiento. Y por todo ello suelen considerarle bastante excéntrico, si la primera impresión que causa es la de un artista chiflado, la segunda es la de un artista psicópata por lo menos, más aún para cualquiera que haya oído hablar acerca de su historia. En definitiva, es un loco divertido al que muchos no se acercan por miedo a que les contagie esa locura, o incluso a que sea tan peligroso como dicen las malas lenguas. Muchos que si tan sólo supieran todas las cosas buenas que ha hecho a lo largo de su vida, el corazón de oro que esconde, cambiarían por completo de opinión, porque aunque se muestre completamente falto de tacto, se preocupa por las cosas más que cualquiera: bien se le podría describir como un ángel disfrazado de demonio.
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
● No le gusta el arte abstracto ni la mayoría de lo que hoy en día llaman ''arte'' moderno, por eso se niega a exponer sus obras en cualquier museo de arte contemporáneo; es bastante selectivo a la hora de hacer una exposición, y por eso a veces incluso prefiere mostrar su arte en la calle.
● Le encantan los grabados y el arte japonés.
● Durante dos años trabajó como tatuador en un estudio de Londres, sin embargo él tan solo tiene un tatuaje no muy grande en la muñeca, sin significado alguno, que se hizo ''por probar algo nuevo''.
● Vive en un pequeño ático-loft en uno de los pocos edificios del centro de Creta, no porque tenga problema alguno en volver a la casa Argyros, sino porque le gusta disfrutar de la soledad y poder pintar tranquilo.
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
RELACIONES
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
KIRA
JARED LETO

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.